Actualidad

Sevilla aspira a ser un referente de crecimiento urbanístico sostenible de la mano del real estate

Por Pedro Salvador Albiñana, presidente de Sevilla City One y director territorial suroeste de LandCompany.

Sevilla City One, Metrópolis del Sur de Europa, es una ambiciosa iniciativa que tiene como objetivo situar a Sevilla y a su área metropolitana en el mapa del mundo por las grandes oportunidades de inversión que esto ofrece. Una muestra se puede ver reflejada en aspectos clave como su demografía –es la cuarta área metropolitana de España–, su desarrollo económico –cuarta economía española–, su crecimiento urbanístico y su compromiso con el medio ambiente.

Sevilla está en un momento ideal para volver a dar muestras de que es una ciudad universal con capacidad de convertirse en un referente del crecimiento urbanístico más eficiente y en línea con el compromiso de la capital hispalense por una apuesta clara con cumplir el objetivo de neutralidad climática antes de 2030.

Esta visión compartida fue precisamente la semilla de Sevilla City One, que a finales de 2022 nació con la alianza de las principales promotoras del sector inmobiliario español, entre ellas, AEDAS Homes, Caralca, Grupo Insur, LandCo, Metrovacesa y Vía Célere, recibió el apoyo sectorial de la Asociación de Constructores y Promotores de Sevilla, Gaesco. En colaboración con las administraciones públicas, Junta de Andalucía y Ayuntamiento de Sevilla, nos propusimos como objetivo atraer la atención de fondos de inversión nacionales e internacionales para llevar a cabo el mayor proceso de transformación urbana de Sevilla desde la Exposición Universal de 1992.

Hoy, ya son más de 80 las entidades adheridas y cerca de 450 las sociedades públicas, privadas y profesionales interesadas en la iniciativa. Un grupo heterogéneo donde el sector inmobiliario, el de la construcción, un gran número de estudios de arquitectura, aparejadores y la industria auxiliar que trabajan con dichos sectores, no solo tienen un gran peso por el papel fundamental que jugarían en dicho crecimiento, sino también por la importante capacidad de aportar experiencia y conocimiento para que esa construcción de la Metrópolis del Sur de Europa sirva de ejemplo a otras grandes ciudades.

Pero hay que destacar también que Sevilla City One ha alcanzado una gran transversalidad, contando con la participación de sectores como el energético, la investigación y la innovación, el financiero, el logístico-industrial, telecomunicaciones, sociedades profesionales que, junto al sector promotor y la participación institucional de las principales asociaciones empresariales y colegios profesionales, han forjado una alianza para desarrollar una estrategia de visibilización que convierta a Sevilla en una ciudad atractiva para la inversión. Una ciudad que favorezca una conciencia colectiva de identidad metropolitana y orgullo de pertenencia que sirva para dar forma a esa Sevilla del futuro.

Fortalezas de Sevilla

Sevilla dispone de varias columnas fundamentales en las que se sustentan la formulación de la Metrópolis del Sur de Europa. Por una parte, está la demográfica, ya que la destaca como la cuarta área metropolitana de España, con más de 1,5 millones de habitantes. Solo la superan Madrid, Barcelona y Valencia. Además, su población del área metropolitana ha crecido de forma sostenida las últimas dos décadas, con más de 145.000 nuevos habitantes. Precisamente el sector inmobiliario ha estado ahí para dar respuesta a este crecimiento, que ha sido especialmente relevante en los municipios de mayor actividad urbanística, como Alcalá de Guadaíra, Dos Hermanas, Mairena del Aljarafe o La Rinconada. De hecho, un dato muy interesante es que el 85% de la población metropolitana se concentra en un radio de 20 kilómetros de Sevilla capital.

Otro de los factores que hay que tener en cuenta es que la ciudad es el primer motor económico de Andalucía y la cuarta economía española. El PIB provincial superó los 40.000 millones de euros antes de la pandemia provocada por el covid. Esto representaría casi el 25% del PIB andaluz. Estos datos positivos incluso en épocas de dificultad resaltan su alto grado de internacionalización económica.

La ciencia y el conocimiento representan otros de los pilares de la capital hispalense. La ciudad universitaria tiene más de 500 años de historia, lo que le ha permitido ir creando sinergias con universidades y empresas de todo el mundo. Además, dispone de la tercera universidad española, con una facturación de 2.500 millones anuales. Sin olvidar los cinco centros universitarios, las 31 cátedras de empresa, diez centros de investigación del CSIC, así como numerosos espacios de
I+D+i. Una palanca indispensable para favorecer la formación del talento y poder llevar a cabo la creación de la Metrópolis del Sur de Europa.

Por último, y sin olvidar el liderazgo de Sevilla en el sector turístico, el agroalimentario o el de las energías renovables, hay que destacar su relevancia como enclave estratégico como centro intermodal y lazo de conexión entre Europa y África, en especial en los bordes meridionales de los arcos Atlántico y Mediterráneo. Esto ha favorecido la consolidación de una actividad económica de alto valor añadido en Sevilla. Repartida en gran parte entre el Puerto de Sevilla, Aerópolis y el Parque Científico y Tecnológico Cartuja. Estos tres polos generan un empleo que supera los 43.000 profesionales de alta cualificación y que ha llegado a suponer el 24% del PIB provincial situándose, junto al turismo, al frente de la economía de la metrópolis del sur.

Durante la I Jornada Internacional, Sevilla se dio a conocer la proyección de crecimiento sostenible de la ciudad de Sevilla y su metrópolis
Importancia para el real estate

El pasado 14 de febrero se presentó el primer informe de Sevilla City One, ‘Radiografía de la Sevilla Metropolitana y claves de futuro para un crecimiento sostenible. Hacia un modelo metropolitano de futuro’, donde se apunta la necesidad de desarrollar nuevos suelos capaces de albergar una oferta altamente cualificada y alineada con la planificación urbana sostenible para dar respuesta al crecimiento de sectores estratégicos de Sevilla.

La promoción inmobiliaria, con un impacto del 15% sobre el PIB provincial, debe ser el principal motor inversor, capaz de desarrollar estos suelos entre los que están los 34 sectores cuyos expedientes administrativos se encuentran más avanzados y que tienen capacidad para albergar una oferta de 34.000 nuevas viviendas. De estas viviendas, 14.000 contarían con algún régimen de protección, y más de 1,5 millones de metros cuadrados de actividades económicas que equivaldrían a una inversión de 5.500 millones de euros, de los que 700 millones estarían vinculados a procesos de transformación urbana. Y es ahí donde el sector inmobiliario debe jugar un papel importante.

Afrontar un reto de tal envergadura requiere sin duda de visión a largo plazo y una clara estrategia para explotar nuestras ventajas competitivas. Identificar nuestros principales polos productivos debe garantizar la viabilidad de la vertebración metropolitana en la medida en que sólo podrá asegurarse sus objetivos si estos no son contradictorios con la dinámica socioeconómica predominante. Es por ello necesario recuperar la coparticipación de todos los actores públicos y privados en un foro abierto e intermunicipal para el desarrollo de una Agenda Urbana Metropolitana que permita configurar esa hoja de ruta común necesaria para los próximos años.

Nuestro convencimiento es que en esos encuentros se definirá un proyecto metropolitano completo e ilusionante, que servirá para presentar las oportunidades de inversión a los fondos nacionales e internacionales en un decidido impulso de la transformación que ya ha empezado.