La vivienda se encarece un 8,8 % interanual en el cuarto trimestre

El precio de la vivienda nueva y usada en España mantiene una tendencia a la alza en la última parte del año. Así, ha registrado un incremento del 2,5 % en tasa trimestral (entre el tercer y cuarto trimestre), lo que sitúa la variación interanual en el cuarto trimestre en un 8,8 %, según los datos reflejados en la estadística Tinsa IMIE Mercados Locales. La variación media en 2022 (considerando el conjunto de los cuatro trimestres) ha sido un +8,1 %, en línea con el entorno inflacionista de la economía.

De esta forma, el precio medio en España se encuentra un 18,7 % por debajo de los máximos de 2007, tras incrementarse un 35,7 % desde el mínimo registrado durante la crisis financiera, en el primer trimestre de 2015.

“En 2022, los ahorros de los hogares y la recuperación de la compraventa por parte de extranjeros ha mantenido en niveles altos la demanda, que se ha encontrado con una oferta limitada debido a la incertidumbre en los costes de construcción, el encarecimiento de la financiación y la inexistencia de suelo urbanizable suficiente en las zonas en que se acumula el interés de compra. En consecuencia, los precios residenciales han continuado tensionados en 2022, si bien el incremento ha sido coherente con la inflación media del ejercicio, que ha estado en torno al 8,5 %”, explica Cristina Arias, directora del Servicio de Estudios de Tinsa.

Según sus palabras, se espera en 2023 una moderación de la demanda, por la combinación de una tasa de inflación todavía alta, que erosiona el poder adquisitivo de los hogares, y del cambio en la política monetaria del BCE, que encarece la financiación, factores ambos que dificultan el acceso a la vivienda.

“Aun así, el entorno inflacionista puede continuar favoreciendo la canalización de ahorros hacia el producto residencial, de forma que las compraventas no se desplomarían, sino que se mantendrían en niveles cercanos a los del último año. En este escenario, la persistente limitación de la oferta mantendría el tensionamiento de los precios al alza, si bien se espera que tiendan a la estabilización a medida que se modere la demanda”, añade Arias.

Datos por comunidades

Por quinto trimestre consecutivo, todas las regiones registran incrementos de precio en tasa interanual, destacando el impulso de Aragón (+12,5 %), Cantabria (+11,2 %), Asturias (+10,3 %) y Comunidad de Madrid (+8,9 %). A continuación, con intensidades comprendidas entre el 5 % y el 8 % se encuentran trece comunidades autónomas, el grueso del grupo.

En tasa trimestral, la mayoría de las regiones ha incrementado sus precios medios entre un 0,7 % y un 2,0 %. Asturias y Andalucía se desmarcan con aumentos superiores al 3 % respecto al trimestre anterior:  3,4 % y 3,3 %, respectivamente.

El incremento continuado de los precios en los últimos años ha reducido la brecha de precio con respecto a los máximos históricos. El valor medio en Islas Baleares se encuentra solo un 1,9 % por debajo del nivel alcanzado durante la burbuja inmobiliaria.  La segunda región más cerca de los máximos, tras la Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla, es la Comunidad de Madrid (-12,3 %), seguida de Extremadura (-16,1 %). Cinco comunidades autónomas (Castilla-La Mancha, Murcia, La Rioja, Comunidad Valenciana y Aragón) se mantienen por debajo de un 30 % respecto a los máximos de 2007.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.