Menorca: el “refugio idílico” de los franceses que buscan vivienda de lujo, según Engel & Völkers

La isla pitiusa atrae a compradores de toda Europa, con nuestros vecinos galos a la cabeza, acaparando la mitad de las transacciones realizadas por la firma de intermediación de inmuebles de alto standing Engel & Völkers, que ha detectado un incremento de la demanda en el segmento más premium.

En este sentido, el precio medio de los inmuebles vendidos por la compañía superó el año pasado el millón de euros, frente a la media de 890.000 euros registrada en 2019.

No obstante, según Gary Hobson, director de Engel & Völkers Menorca, “ahora es un buen momento para invertir”. En su opinión, “las propiedades de la isla presentan un importante potencial de revalorización”, pues la zona “ofrece todas las ventajas del estilo de vida mediterráneo, así como un amplio abanico de propiedades en las que los clientes todavía tienen la oportunidad de aprovechar unos precios comparativamente bajos y beneficiarse de las perspectivas prometedoras de una futura apreciación”.

La ciudad portuaria de Es Castell, convertida en objeto de deseo, ha elevado el precio medio
de sus villas frente al mar hasta 1,25 millones de euros

Y es que, según esta consultora, esta isla balear concentra cada vez más turismo de lujo gracias a la apertura de buques insignia, como el hotel boutique Cristine Bedfor, o la reconocida galería de arte Hauser & Wirth Menorca, que tendrá lugar este verano. Además, ha sido reconocida como “Región europea de la gastronomía 2022” por su excelente oferta culinaria.

Las más cotizadas

Villas y áticos con vistas al mar, piscinas y jardines son las propiedades más demandadas. Los clientes franceses se interesan, principalmente, en proyectos de restauración, mientras que los españoles copan el 34% de las transacciones, y austriacos e italianos protagonizan el 8% de las operaciones cerradas en el mercado residencial menorquín de alto standing.

Las zonas más cotizadas de la isla se ubican en Mercadal y Fornells. Allí las típicas fincas menorquinas con amplios terrenos alcanzaron un precio medio de 2,5 millones de euros en 2020, mientras que las villas en Cala Galdana, Son Bou, Santo Tomás, Arenal d’en Castell y Addaia se comercializaron por un promedio de un millón de euros.

En el este de la isla, la pintoresca ciudad portuaria de Es Castell también tiene ubicaciones prime, como Sant Lluís y Alcaufar, que se han convertido en objeto de deseo de los clientes más exigentes y han elevado el precio medio de las villas frente al mar hasta 1,25 millones de euros.

La capital de la isla, Mahón, acapara el 27% del mercado inmobiliario menorquín, con un precio medio de los apartamentos de costa en torno a los 400.000 euros, mientras que las casas adosadas suben hasta los 550.000 euros.

La región de Biniancolla, en el sureste, registra los precios más altos de toda la isla en apartamentos al alcanzar los 500.000 euros. Por contra, la localidad de Ciutadella, al oeste de Menorca, concentra el 37% de las ofertas, con apartamentos por 300.000 euros de media. En los alrededores, Son Xoriguer y Cala Morell registran precios de 1,35 millones en las villas, mientras que las casas de campo alcanzan los tres millones de euros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.