Madrid es la tercera capital europea más económica para comprar vivienda

Bruselas, Lisboa y Madrid son, por este orden, las capitales europeas donde las viviendas son más baratas, según el ranking elaborado por la empresa británica CIA Landlord Insurance.

La capital belga resulta ser el lugar más económico para comprar una casa. Por sólo 221.000 euros de promedio se puede vivir en el corazón de la Unión Europea. Teniendo en cuenta la media de ingresos de los habitantes de esta ciudad, cuyo salario medio supera los 2.100 euros netos, este estudio concluye que se necesitan sólo 23 años para comprar una casa en Bruselas.

En Lisboa, por su parte, es posible encontrar viviendas por poco más de 227.700 euros. Y, con un coste de vida promedio de alrededor 1.048 euros por persona al mes, el estudio concluye que la capital portuguesa es la segunda ciudad más barata para comprar una casa en Europa Occidental, aunque aquí sube a 58 años el periodo que se necesita para terminar de pagar la hipoteca.

En la capital española, la tercera del ranking, comprar una casa cuesta una media de 246.752 euros (unos 4.965 €/m2 en el centro de la ciudad y 3.065 €/m2 en las afueras) y, teniendo en cuenta un salario neto medio mensual de 1.404 euros al mes, terminar de pagarla puede llevar unos 38 años.

Por debajo de los 300.000 euros se encuentran también la capital islandesa Reikiavik, donde pagar la hipoteca supone unos 25 años; y Berlín, donde este préstamo para comprar vivienda tarda en liquidarse 29 años. Sin embargo, con un coste medio por vivienda de 302.480 euros, en Roma se necesita más de medio siglo para terminar de pagarla.

Las capitales más caras

Según el ranking de CIA Landlord Insurance, París se lleva el título de ciudad europea más cara. Comprar una vivienda en la capital francesa cuesta una media de 620.809 euros y supone 54 años de vida pagando. Sin embargo, casi el 65% de los galos tienen sus casas en propiedad.

Londres es la segunda en este listado, pues adquirir un piso en la metrópoli inglesa cuesta unos 12.890 euros por metro cuadrado, es decir, una media de 581.395 euros; y los precios siguen subiendo año tras año, por lo que se necesitan 40 años para pagar la hipoteca. No es de extrañar que, como calcula PricewaterhouseCoopers, para 2025 alrededor del 60% de los londinenses vivirá en alojamientos alquilados. Y eso pese a que los alquileres no son mucho más baratos, pues arrendar un piso de una habitación en el centro de la capital británica cuesta 1.936 euros al mes de media, cifra que se reduce en las afueras a 1.457 euros mensuales. 

Con un coste medio de 557.825 euros, Luxemburgo es la tercera capital europea donde el precio de una vivienda supera el medio millón de euros. Allí el precio medio del metro cuadrado varía entre los 11.247 euros del centro de la ciudad y los 8.219 euros de las afueras. Y terminar de pagarla supone unos 36 años.

Estocolmo (Suecia), Berna (Suiza), Ámsterdam (Países Bajos) y Oslo (Noruega) completan el ranking de las más caras, con costes medios en el mercado residencial por encima de los 400.000 euros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.