La vivienda se encarece en septiembre un 8,3% anual y un 1,6% respecto a agosto, según Tinsa

En septiembre, el precio medio de la vivienda nueva y usada se incrementó un 1,6% respecto a agosto, consolidando mes a mes una tendencia de crecimiento moderada, lo que sitúa la tasa interanual en una subida del 8,3% al compararse con un periodo afectado por la pandemia, según el índice general de la estadística IMIE General y Grandes Mercados de Tinsa.

“Las variaciones de 2021 arrojan incrementos en los precios de vivienda, aunque de forma más moderada que las variaciones interanuales, acentuadas por poner en comparación los crecimientos actuales con las caídas del 2020”, afirma Andrea de la Hoz, analista senior del Servicio de Estudios Tinsa.

La costa mediterránea y las islas, que fueron los territorios que notaron en primer lugar el efecto de la pandemia, registran en septiembre las mayores subidas en el último año, un 12,% y un 10%, respectivamente, junto con el grupo ‘Resto de municipios’, que reúne a las localidades más pequeñas en el interior peninsular y la costa atlántica, y que muestra un aumento interanual del 11,2%, manteniendo un impulso significativo iniciado en los meses recientes.

Costa mediterránea e islas registran las mayores subidas en el último año, un 12,% y un 10%, junto con el grupo ‘Resto de municipios’ que muestra un aumento interanual del 11,2%

Por su parte, en las capitales y grandes ciudades se observa un aumento interanual del 6,7%, pese a que ha moderado su crecimiento intermensual respecto a meses precedentes, manteniéndose prácticamente estabilizado desde agosto (+0,4 % mensual).

Las áreas metropolitanas son el grupo con el crecimiento interanual más contenido (+5,7 %) dentro de los elevados porcentajes que arroja la comparación con 2020.

En el último mes, ha registrado un impulso significativo la costa mediterránea (+5,7 %), junto a ‘Resto de municipios’ y las áreas metropolitanas, ambas con un crecimiento del 2,2 % en el último mes.

“La reactivación sostenida durante los meses de 2021 se refleja en los precios, las compraventas, las hipotecas y el número de visados, dentro de un contexto general de factores externos e internos al sector inmobiliario que apuntan a una tendencia alcista, aunque previsiblemente de recorrido limitado”, afirma De la Hoz.

Evolución desde marzo de 2020

Desde que comenzara la crisis sanitaria en España, la vivienda nueva y usada se ha apreciado un 4,9%. “Las variaciones desde marzo de 2020 muestran una superación generalizada del punto de partida previo a la crisis sanitaria, con dinámicas de crecimiento destacadas en los grupos de ‘Costa Mediterránea’ y’ Resto de Municipios’”, explica Andrea de la Hoz.

Ambos grupos se sitúan por encima de la media nacional, con una subida del 7% desde marzo de 2020 en el caso del litoral y del 6,8 % en ‘Resto de municipios’. Por debajo de la media, la vivienda en el grupo “Baleares y Canarias” es un 1,8 % más cara que en el inicio de la pandemia; un 3,7 % más en las áreas metropolitanas y un 4,6 % más en las capitales y grandes ciudades.

Evolución desde máximos y desde mínimos

La vivienda se ha revalorizado un 23,6% desde febrero de 2015, cuando el índice general marcó el punto más bajo desde el inicio de la crisis financiera de 2008. Mientras que Baleares y Canarias han visto encarecerse la vivienda un 36,5% desde su respectivo mínimo y un 32% en las capitales y grandes ciudades, en otras localizaciones la evolución ha sido mucho más moderada, como el 13,3% de incremento registrado en los municipios más pequeños de interior y el 19,6% en las áreas metropolitanas. La costa mediterránea se encuentra en un punto intermedio: un 29,5% desde sus mínimos postcrisis financiera, también por encima de la media nacional.

Desde que comenzó la crisis sanitaria en España, la vivienda se ha apreciado un 4,9%

Pese a este recorrido al alza y la recuperación de los niveles previos a la pandemia, la vivienda sigue estando de media a un 29,1% de los máximos alcanzados en la primera década del siglo XXI. La diferencia es más abultada en la costa mediterránea (-36,7%) y en las áreas metropolitanas (-36 %). En las islas, un mercado que no se encareció tanto en el boom y que contuvo las caídas posteriores, el valor medio es tan solo un 10,6% inferior al de 2007.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.