La Asamblea de Madrid aprueba la reforma de la Ley del Suelo que permite suprimir licencias por declaraciones responsables

El pleno de la Asamblea de Madrid ha aprobado con el voto favorable del PP, Cs y Vox, la reforma de la Ley del Suelo elaborada por el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso, que sustituirá buena parte de las licencias urbanísticas por declaraciones responsables, con el fin de liberalizar el sector inmobiliario y reactivar el tejido productivo dañado por la crisis del Covid-19.

Se trata de la primera ley aprobada por la Asamblea en los más de trece meses que llevamos de la presente legislatura, y ve la luz tras tramitarse por lectura única, es decir, sin opción a presentar enmiendas, lo cual ha provocado las críticas de los partidos de la oposición. De hecho, varios diputados de Más Madrid y Unidas Podemos han salido del hemiciclo en el momento de la votación, intentando forzar así que no hubiera el quorum necesario, sin conseguirlo.

Declaraciones responsables

Esta modificación de la Ley 9/2001, de 17 de julio, introduce como principal novedad la sustitución de las licencias urbanísticas por declaraciones responsables en las obras de menor entidad. De esta forma, bastará una declaración responsable para realizar obras de edificación de nueva planta “de escasa entidad constructiva y sencillez técnica”, así como para acometer ampliaciones o reformas “que no produzcan una variación esencial” en el inmueble, o para la primera ocupación.

También servirá para los actos de agrupación de terrenos, los cerramientos de parcelas, las demoliciones de inmuebles sin protección ambiental o histórico-artística, la colocación de vallas, rótulos y otros elementos de publicidad exterior, los cambios de uso que no modifiquen el “uso característico” del edificio, la instalación de casetas prefabricadas o los trabajos previos como catas y prospecciones.

Tampoco será necesario contar con licencia previa ni presentar declaración responsable al realizar actuaciones como el cambio de instalación eléctrica, de gas o aire acondicionado, la sustitución de alicatados de baños y cocina, o el cambio de puertas y ventanas, entre otros.

Los ayuntamientos, encargados del control a posteriori, deberán regular por ordenanza en el plazo de un año el contenido y el modelo de estas declaraciones responsables, que habilitan la realización de la actividad urbanística desde el día de su registro.

La consejera de de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad de la Comunidad, Paloma Martín, ha defendido que con esta medida “Madrid ganará competitividad” tras apuntar que el plazo medio de concesión de licencias urbanísticas está entre 12 y 18 meses.

Asimismo, la consejera ha recordado que esta iniciativa iba a ir incluida en la reforma a mayor escala que el Gobierno madrileño pretende emprender durante esta legislatura, pero que se decidió anticipar la medida ante el “claro deterioro” de la situación económica causado por la pandemia del coronavirus. De hecho, la modificación de la Ley del Suelo aprobada se enmarca dentro del Plan de Reactivación de la Comunidad de Madrid y contempla la eliminación de la mayoría de licencias urbanísticas -excepto las estatales-, que hasta ahora eran obligatorias y que serán sustituidas por declaraciones responsables para agilizar los plazos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.