Los datos nos sitúan lejos del boom inmobiliario, según la AEV

¿Vivimos un nuevo boom inmobiliario? Según los datos de la Asociación Española de Análisis de Valor, la recuperación del sector presenta rasgos distintos a los que definieron el último boom del ladrillo.

“La idea de que se está produciendo un boom inmobiliario procede de la observación de un número de transacciones elevado (casi 582.000 en 2018) y de unas tasas de crecimiento intensas (del 4% anual en vivienda de segunda mano), pero no es compatible con las cifras netas de producción en construcción” según se desprende del X Observatorio de la Valoración de la AEV.

La producción residencial, con una media de viviendas iniciadas en torno a 6.500 mensuales, está estancada desde hace meses

El informe pone de manifiesto que los indicadores reales de edificación residencial no respaldan esta idea, pues el ciclo de edificación mantiene una tendencia casi plana, estancada desde el tercer trimestre de 2018, y con una media de viviendas iniciadas en torno a 6.500 mensuales.

La profesora y responsable del Departamento de Economía Aplicada de la Universidad de Alicante, Paloma Taltavull, autora de este informe, considera que “el diagnostico no ha cambiado” con respecto a anteriores ediciones, y lo explica por la “escasa estructura productiva existente tras la debacle de la crisis económica” y por “una insuficiente capacidad de compra de los hogares”.

No obstante, el informe es optimista y apunta a que “en 2018, el influjo de mejores condiciones de 2017 ha podido contribuir a la mejora de las cifras de producción y potencialmente a asentar una senda de expansión lenta pero sistemática”.

¿Propiedad o alquiler?

El análisis de la AEV recoge también la tendencia a la propiedad frente al alquiler. Los datos indican que hay un cambio de tendencia en relación con los años anteriores en favor de la propiedad.

Desde mediados de 2018, primer año de recuperación, se observa en algunas ciudades señaladas un retroceso de los precios del alquiler, al mismo tiempo que los precios medios nacionales de venta siguen aumentando, lo que indica una mejor disposición para la compra y muestra con claridad una reducción de tensión en los mercados del alquiler.

Conviene tener en cuenta que el estudio es nacional y los datos pueden no ser correctos en ciudades concretas en los que la presión de los precios se demuestra alta.

Previsiones

Los modelos de estimación pronostican para 2020 subidas del precio del metro cuadrado en vivienda libre de más de dos años de antigüedad de entre el 4% y el 8%, y algo inferiores (hasta el 6,5%) en vivienda libre de menos de dos años.

No obstante, estas predicciones se hacen sobre la base de unos tipos de interés reducidos hasta finales de 2019, considerándose que un posible aumento de los tipos en 2020 podría conllevar que la demanda se retraiga.

Desde el lado de la inversión, la predicción de los valores nominales y reales refleja un crecimiento por encima del 2% (4% nominal) lo que demuestra que hay un claro estímulo a la inversión, tendencia al crecimiento que empezó a atisbarse en 2015.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.