CULMIA

Promociones

Jaume Borràs, director de Negocio de Culmia, resume que “la compañía cuenta hoy con una cartera en comercialización en build to sell de más de 1.800 viviendas, repartidas principalmente en Cataluña, Madrid, Levante y Andalucía”.

“De entre nuestros proyectos en comercialización destaca Culmia Essència Sarrià, 12 exclusivas viviendas con opciones de 2 a 5 dormitorios, todas ellas con amplias terrazas y anejos y con solárium en los áticos”, indica Borràs, para quien “los elementos más remarcables de esta promoción son su ubicación, en la zona alta de Barcelona, y la cuidada arquitectura y diseño de todos los espacios”.

También resalta el directivo la promoción Culmia Mar de Calonge: “Nuestra primera promoción construida totalmente en madera industrializada. Está ubicada en la Costa Brava y la forman 54 viviendas de 2 y 3 dormitorios. Las viviendas disponen de amplias terrazas, plazas de garaje y trasteros. La promoción cuenta con una piscina comunitaria con espacios ajardinados y zona infantil”.

Jaume Borràs recuerda que Culmia tiene en la actualidad 89 promociones que suman más de 7.500 viviendas en fase de desarrollo. De las mismas, un total de 35 promociones, que se corresponden con 3.600 viviendas, se encuentran en construcción y se destinarán tanto a la venta como al alquiler.

“En este último capítulo, el del alquiler, destaca nuestra posición en el Plan VIVE de la Comunidad de Madrid. Hace unos días hemos iniciado el proceso de comercialización de las 274 viviendas de Alcorcón, con un programa de 30 viviendas de un dormitorio, 192 de dos dormitorios y 52 viviendas de tres dormitorios. Las viviendas disponen de plazas de garaje y trasteros y de una gran dotación de espacios y servicios comunes. Y en el mes de octubre también comenzamos la comercialización de la segunda promoción del Plan Vive, en Tres Cantos”, indica.

Previsiones

El director de Negocio de Culmia manifiesta que “el escenario inflacionista ha introducido y está suponiendo una complejidad adicional a nuestra actividad, desde varios puntos de vista. Es evidente que supone un encarecimiento de las condiciones de financiación de los proyectos y dificulta el acceso a la vivienda a muchas familias, con todo lo que ello supone para una promotora. Representa también una mayor dificultad y esfuerzo a la hora de desinvertir los proyectos destinados al alquiler”.

“Pero el plan de negocio de Culmia preveía que 2023 fuera un año de transición, previo a un nuevo crecimiento en nuestra actividad, por lo que hasta la fecha las previsiones de la compañía no se han visto alteradas de manera substancial”, subraya el directivo, que concluye: ”En lo que llevamos de año nos mantenemos en línea con el presupuesto establecido”.

“Seguimos con nuestra hoja de ruta para entregar 11.000 viviendas hasta 2030, a las que se sumarán las de vivienda de alquiler asequible que podamos desarrollar a través de fórmulas de colaboración público-privada”, concluye el representante de Culmia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.