Los precios de alquiler de oficinas en Barcelona caen por primera vez desde 2013, según Forcadell

Los precios de alquiler de oficinas de Barcelona, que acumulaban incrementos continuados desde el 2013, “experimentaron por primera vez en 2020 leves variaciones a la baja”, según el último Informe de Mercado de Oficinas publicado por Forcadell. Una caída semestral de las rentas que en la zona Centro de la capital catalana ha alcanzado el 3,45%.

Forcadell asegura que los pequeños propietarios y grandes corporaciones afrontan la estrategia de precios de manera diferente. “Mientras que las grandes corporaciones, Socimis o fondos de inversión apuestan por las bonificaciones de rentas, carencias o ajustes a la implantación; los propietarios de menor tamaño están optando por ajustar rentas”.

“Este perfil, mayormente vinculado a propiedades unitarias atomizadas por la ciudad y con mayor presencia en zona Prime y Centro, ha generado que ambas zonas registren leves descensos semestrales en sus rentas (-2,27% y -3,45% respectivamente). La Periferia ha sido la tercera zona con un descenso, aunque muy leve con un -2,70% de variación semestral.

En cuanto al precio de venta, el Informe de Forcadell confirma que no se ha registrado prácticamente ningún movimiento, siendo únicamente la Periferia la zona con una variación negativa semestral (-2,94%).

“El 2020 ha sido un año atípico para el mercado de Oficinas de Barcelona. Pese a haber tenido un buen primer trimestre en cuanto a ritmos de contratación, la crisis está provocando una dilatación en la toma de decisiones, especialmente en las operaciones de grandes dimensiones”, explica Manel de Bes, director de Oficinas de Forcadell.

Según el mismo Informe, los tipos de operación se polarizan: por un lado, las grandes operaciones (de más de1.000 m2), de las cuales se han detectado tan sólo dos a lo largo de todo el año en el 22@; y en el otro extremo y más abundantes las operaciones inferiores a los 500 m2, ubicadas en su mayoría en zonas Prime y Centro. “Algunas compañías están aprovechando la liberación de espacios en el centro de la ciudad donde hasta el momento siempre ha habido una disponibilidad prácticamente inexistente para reubicar sus sedes”, afirma de Bes.

Las rentas de las zonas Prime y Centro registran descensos del 2,27% y 3,45% y las de la Periferia caen un 2,70%

Demanda más exigente

Barcelona se ha mantenido bien posicionada en los rankings mundiales en cuanto a ciudad cosmopolita y con fuerte atracción de talento, lo que ha permitido mantener receptiva a la demanda de calidad. Sin embargo, se ha detectado una demanda más exigente con los requisitos técnicos y claramente enfocada al concepto plug and play, con plazos de implantación muy cortos.

Por otra parte, la demanda de grandes corporaciones de superficies superiores a los 1.000 m² se mantienen en un estado de wait and see, a la espera de saber qué nuevo modelo empresarial deciden para sus compañías y qué rol desempeñará la oficina en el mundo empresarial, teniendo en cuenta el auge del teletrabajo. Según el Informe de Forcadell, destacan 3 sectores de actividad por encima del resto como motores de la demanda: tecnológicas, bioquímicas y farmacéuticas.

El take-up final del 2020 no ha superado los 174.000 m², cifra un 56% inferior a la del 2019 y la tasa de disponibilidad, que refleja la inactividad, se sitúa en el 8% (+2 puntos que en 2019). Datos del mismo Informe confirman que la situación actual hace prever que la disponibilidad pueda llegar al 12% a lo largo del 2021 avivada por una entrada de stock de obra nueva sin prealquiler, y debido también a una mayor liberación de espacios generada por la reducción de metros cuadrados en un mismo edificio o incluso cambios de ubicación. Periferia y Distrito de Negocios son las dos zonas actualmente con mayor oferta disponible con un 55% y un 22% respectivamente.

Inactividad en los coworking

Los espacios flexibles han sufrido una parada mayor en su actividad durante el 2020, provocando altos niveles de desocupación en los centros de coworking. Rompiendo con la dinámica registrada en 2019, la gran mayoría de operadores han parado los planes de expansión a la espera de una nueva etapa que, tan pronto llegue, se prevé que sea muy beneficiosa para este segmento del sector inmobiliario.

“Factores como el precio y los servicios serán la clave para reposicionar nuevamente los espacios flexibles como opción atractiva de oficina para grandes y medianas corporaciones. Además, una posible regulación del teletrabajo puede acabar dando al modelo flexible mayor sentido incluso a las compañías más tradicionales”,  confirma Manel de Bes, también responsable de FLEXES, la línea de negocio de la consultora catalana especializada en comercialización de coworkings y espacios flexibles.

Mercado de inversión

El Informe de Mercado de Forcadell describe que en términos generales Barcelona ha demostrado mantener el atractivo de los inversores remontando su actividad en la segunda mitad del ejercicio, especialmente gracias al potencial que desprende la zona de 22@. Sin embargo, capital catalana retrocede en más de un 60% el volumen de inversión respecto al 2019 y cierra el 2020 con una cifra total acumulada de cerca de 600 millones de euros con capital extranjero como protagonista principal.

El informe concluye que cualquier previsión en términos de inversión inmobiliaria queda totalmente sujeta a cómo evolucione la pandemia, si bien la buena salud en términos de confianza, estabilidad y rentabilidad del mercado de Oficinas de Barcelona y la existencia de capital inversor interesado y atento a la dinámica del mercado inmobiliario hacen prever un 2021 dinámico y con una actividad creciente en términos de volumen de inversión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.