La contratación de oficinas en Madrid y Barcelona cae un 50% en el primer semestre

El estado de alarma provocado por el Covid-19 ha reducido al 50% la contratación de oficinas en Madrid y Barcelona durante el primer semestre, según los últimos datos publicados Cushman & Wakefield que, a la espera de cerrar cifras definitivas, destaca que dicho volumen de absorción es “acorde al momento por el que está atravesando el mercado”.

En concreto, en los primeros seis meses del año, la absorción en el mercado madrileño fue de 131.000 metros cuadrados, frente a los 239.000 metros cuadrados de media en los últimos cinco años. Mientras que en la capital catalana se han cerrado contratos sobre 86.000 metros cuadrados, prácticamente la mitad de 180.000 metros cuadrados que se alquilaron de media en el último lustro.

La absorción de espacios de trabajo ha caído a 131.000 m2 en Madrid y 86.000 m2 en Barcelona por el Covid-19

Unas cifras consecuentes con de la baja contratación registrada de abril a junio, ya que en Madrid se han contratado 48.000 m2 mientras que en Barcelona la cifra ascendería a unos 41.000 m2 en el segundo trimestre, según la consultora.

Sin embargo, Cushman & Wakefield destaca que, por el momento, la disponibilidad de oficinas no se ha visto afectada, ya que “a cierre del segundo trimestre Barcelona cuenta con un 4% de espacio disponible y Madrid con un 8,3%, estabilizándose en el ratio registrado en el trimestre anterior”.

En lo que se refiere a los precios, la consultora indica que la referencia de renta prime a cierre del semestre se mantiene igual que la de cierre de 2019, en 35,5 €/m2/mes en Madrid y 28,50 €/m2/mes en Barcelona.

Finalmente, y en lo que se refiere a nuevos proyectos la oferta futura prevista sigue en marcha: Barcelona espera entregar 185.000 m2 antes de final de 2021, mientras que en Madrid, un total de 334.000 m2 se sumarán al stock en los próximos 18 meses. En ambas ciudades parte de esta futura oferta ya tiene usuario, en el caso de Barcelona el 40% de la oferta en construcción está comprometida, mientras que en Madrid es el 45%.

Inversión

En materia de inversión, esta consultora calcula que el primer semestre deja un volumen de inversión en oficinas de cerca 970 millones en Madrid y 490 millones en Barcelona. Y subraya que “aunque éstas no son cifras comparables con otros ejercicios dada la situación excepcional por la que está pasando el inmobiliario a nivel mundial, entendemos que el interés por ambas ciudades sigue siendo importante”.

“Después del estado de alarma, muchas decisiones quedaron aplazadas debido al entorno de incertidumbre, pero la realidad es que el mercado cuenta con liquidez y los grupos de inversores siguen analizando el escenario en ambas ciudades, concluye la consultora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.