La escasez de producto prime y el auge de los espacios flexibles marcan el ritmo del mercado de oficinas europeo

La absorción en el mercado de oficinas en Europa alcanzará los 9,2 millones de metros cuadrados al cierre de 2019, según Savills Aguirre Newman, un 4% menos que en 2018, cuando se registraron 9,6 millones de metros cuadrados contratados.

Según el informe European 0ffices Outlook 2020, la escasez de espacio disponible de buena calidad en los CBD de Europa está limitando las opciones de las empresas con necesidad de espacio de trabajo al haber disminuido la tasa de disponibilidad media del 6,1% al 5,4% en los últimos 12 meses.

La escasez de espacio disponible está provocando un gran impulso de la demanda de nuevas oficinas en los mercados secundarios de los distintos mercados, donde los inversores buscan cada vez más oportunidades de negocio para renovar, alquilar y vender. A su vez, se está produciendo también un incremento de la demanda de espacios en oficinas flexibles en toda Europa.

oficinas en europa - Savills

Gema de la Fuente, directora de Research en Savills Aguirre Newman, señala que “la combinación de una buena demanda subyacente junto a las bajas tasas de disponibilidad ha producido un rápido crecimiento de las rentas en 2019. De hecho, la renta media en oficinas de los principales Distritos de Negocios de Europa (CBD) ha aumentado un 6,2% en los últimos 12 meses, frente al 4% que se registró durante los 12 meses previos”.

En Savills prevén que las rentas de las oficinas en Madrid y Barcelona suban por encima de la media europea en 2020

En este sentido, De la Fuente apunta que en España, “el incremento en Madrid está alineado con la media europea, con un 6,15% interanual, y significativamente por encima en Barcelona, con un aumento del 10% en 2019”.

Para 2020, se prevé que el precio del alquiler de oficinas registre un incremento medio del 2% en las ciudades analizadas por Savills, si bien Madrid y Barcelona registrarán incrementos por encima de la media europea.

Jeremy Bates, director de Savills EMEA Occupier Services, explica: “Se espera que el mercado laboral continúe por la senda positiva aunque a un ritmo más moderado que el registrado en los últimos años. El mayor crecimiento se registrará en los sectores vinculados al conocimiento, es decir, industrias relacionadas con los servicios profesionales, la ciencia y la tecnología de vanguardia. Consideramos que la tasa de empleo se mantendrá estable, aunque las empresas europeas serán cada vez más conscientes de los costes a medida que se modere la ratio de productividad y, por tanto, conllevará que busquen adoptar nuevas estrategias de negocio con el objetivo de aumentar el nivel de producción y tener mayor control sobre los gastos”.

Oficinas flexibles

Este año las oficinas flexibles en toda Europa se han mantenido en auge. En concreto, los operadores de este segmento del mercado han contratado un total de 687.000 metros cuadrados desde enero a septiembre de 2019, un 15% más con respecto al mismo periodo del año anterior.

Según los datos de Workthere, la plataforma de búsqueda de coworkings y espacios flexibles de Savills, de media, el número de puestos solicitados en oficinas flexibles aumentó un 7% en Europa en los primeros nueve meses del año, una media de 12,5 puestos por solicitud, como consecuencia del cambio de escenario en el ámbito coworking, donde la demanda por parte de empresas ha superado a la demanda de profesionales individuales que buscan esta tipología de espacios.

En cuanto a precios, Londres y parís registran los precios más altos por puesto, con 819 y 700 euros respectivamente, frente a los 430 euros de media en Madrid.

“Las oficinas flexibles continuarán creciendo a medida que el space-as-a-service se generalice”, apunta Ana Zavala, directora de Workthere en España. “En este sentido, se prevé que la demanda supere el 13% de la demanda total de oficinas en Europa a lo largo de 2020, aunque también esperamos que se incremente el número de propietarios que creen sus propios modelos de oficinas flexibles y coworking”, explica la responsable de Workthere España.

“Estamos viendo que las ciudades con mayor porcentaje de usuarios del sector tecnológico registran el mayor incremento de demanda de espacios flexibles puesto que las start-ups buscan cada vez más este modelo. Naturalmente, el alquiler de oficinas convencionales se mantiene para los grandes usuarios corporativos, que se caracterizan por decisiones inmobiliarias a largo plazo, pero que empiezan a utilizar las oficinas flexibles para proyectos concretos y áreas de innovación”, añade Zavala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.