Inditex pierde 409 millones hasta marzo y anuncia el cierre de entre 250 y 300 tiendas en España

Inditex ha registrado pérdidas de 409 millones de euros en el primer trimestre del año por primera vez en su historia y por impacto de la pandemia de coronavirus y el grupo textil ha anunciado que durante los dos próximos años cerrará entre 1.000 y 1.200 tiendas en todo el mundo, de ellas entre 250 y 300 en España.

El cierre de tiendas está incluido en el plan estratégico del grupo para el periodo 2020-2022 que se ha actualizado debido a la crisis sanitaria. Con este plan, la compañía quiere acelerar la transformación digital de sus tiendas y aumentar la venta online con el objetivo de que sean el al 25% del total de ventas al final 2022.

La compañía actualiza su estrategia por el Covid-19: impulsa la digitalización y cierra las tiendas más pequeñas

Dicha estrategia supondrá el cierre anual de unas 500 o 600 tiendas que el grupo define como “tiendas al final de su ciclo de vida, unidades pequeñas, sobre todo de los formatos jóvenes, con un valor neto contable inferior a los 260.000 euros, y cuyas ventas se puedan recuperar en tiendas próximas y online”.

Paralelamente, Inditex prevé abrir durante este periodo unas 150 tiendas al año en ubicaciones clave,  de mayor superficie, “digitales, integradas y eco-eficientes”.

El presidente de Inditex, Pablo Isla, ha explicado que las tiendas se van a absorber son rentables, y que “la medida no se toma por razones económicas, sino porque nuestra visión es a largo plazo”, ha señalado.

El cierre de ese millar de tiendas en todo el mundo supondrá un coste de 308 millones de euros que Inditex ha provisionado en las cuentas del primer trimestre de 2020. ´La compañía, según afirma en la documentación remitida hoy a la CNMV “espera que el beneficio por la absorción de tiendas se compense completamente”.

Impulso al canal online

A pesar de las pérdidas, el negocio online de Inditex está presentando un buen comportamiento y colocan al grupo por delante de sus competidores, según un reciente análisis de Goldman Sachs.  En concreto, las ventas por Internet crecieron un 50% durante el período de confinamiento y un 95% solo en el mes de abril.

Con el horizonte de que las ventas online sumen el 25% del total, frente al 14% que representan hasta este momento, se va a impulsar un plan para los próximos dos años que contempla una inversión de 1.000 millones de euros para reforzar el negocio online y otros 1.700 millones para adaptar tecnológicamente las tiendas físicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.