ACR desarrolla una residencia de estudiantes industrializada en madera de 14.000 m2 en Zaragoza

La compañía belga Xior Student Housing ha adjudicado a ACR la construcción industrializada de una residencia de estudiantes de 377 plazas en el zaragozano barrio de Pignatelli. La constructora navarra liderará la ejecución de este proyecto, en el que participa en UTE con la empresa Regenera Construcción.

Con el objetivo de que se pueda estrenar para el curso 2023-2024, el plazo de ejecución del proyecto se ha ajustado y previsto que el primer edificio se termine al final del próximo verano 2023, mientras que el edificio de viviendas se finalizará a principios de 2024.

Para ello, la constructora se apoyará en el sistema Last Planner, que utiliza para la planificación industrial de todos sus proyectos. “Además, la aplicación de la industrialización mediante paneles prefabricados en CLT nos ayudarán a controlar y reducir el plazo de ejecución en varios de los volúmenes de nueva construcción”, señala Guillermo Jiménez, director general de ACR.

Esta residencia de estudiantes ofrecerá diferentes tipos de habitaciones, individuales o compartidas, con y sin cocina, y contará, además, con apartamentos para estudiantes becados de la Universidad de Zaragoza. Entre las zonas comunes que ofrecerá destacan las salas de estudio y coworking, varias salas de conferencias, salas comunes con cocina, un comedor, un gimnasio, una lavandería o una zona de paquetería.

Proyecto singular de rehabilitación

Se trata de un proyecto singular del estudio de arquitectura C95 Creative, en el que conviven los inmuebles originales protegidos por Patrimonio, que conservarán muchos de sus elementos singulares, con varios volúmenes de nueva construcción, que se realizarán parcialmente de forma industrializada en madera. Su finalización resultará en un edificio eficiente que contará con certificación LEED.

El proyecto tendrá una superficie edificada de más de 14.000 m². Su desarrollo implicará la transformación del antiguo Cuartel de Sangenis, más conocido como Pontoneros. Este excomplejo de uso militar consta de dos edificios, ambos protegidos por Patrimonio. Serán sometidos a una reforma integral, al mismo tiempo que se ampliarán con varios volúmenes adicionales.

El primer edificio, el del propio cuartel, se someterá a una completa remodelación. Se ampliará con un nuevo volumen anexo que se ejecutará por medio de estructura y muros industrializados de CLT. Sobre el edificio original se realizará también una remonta con el mismo sistema industrializado de madera para conseguir una nueva planta.

El segundo, un edificio de uso residencial, sufrirá una rehabilitación integral. Se ampliará en ambos extremos con dos volúmenes anexos de nueva construcción. En este caso, la excepcionalidad del edificio implica la recuperación de los solados, falsos techos y molduras originales, entre otros de sus muchos elementos singulares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.