Los promotores cifran en 120.000 viviendas anuales la demanda sostenible española hasta 2030

Según la Asociación de Promotores Constructores de España (APCEspaña) hacen falta 120.000 nuevas viviendas al año para cubrir los niveles actuales de demanda residencial, un 5% más de los 115.000 visados de obra nueva con los que la patronal estima que se cerrará el 2019. Un ritmo «que puede sostenerse durante un periodo que cubriría hasta 2020-2030», según su presidente, Juan Antonio Gómez-Pintado.

Las razones que justifican esta previsión se basan en la previsión de creación de hogares aportada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que lo cifra en 1,8 millones de hogares, que a su vez lo justifica en el crecimiento de la inmigración para compensar el envejecimiento de la población española y las necesidades de contratación laboral, argumentos que el presidente de la patronal española comparte. En la imagen, Daniel Cuervo (izda), gerente de la Asociación española, y Juan Antonio Gómez-Pintado, presidente de la misma.

Gómez-Pintado hizo también una reflexión sobre la situación de la economía española y del sector, para justificar este ritmo de construcción de viviendas y despejar dudas sobre la realidad española. «Estamos ante un momento de normalización del sector, donde no se están produciendo descensos de precios en la vivienda, sino una ralentización de la subida de los precios, pero mientras el esfuerzo de compra se mantenga en el entorno del 33% de los ingresos la producción es sostenible».

Juan Antonio Gómez-Pintado, presidente de APCEspaña: 'Estamos ante un momento de normalización del sector, pero mientras el esfuerzo de compra de la vivienda se mantenga en el entorno del 33% de los ingresos, la producción es sostenible'Haz click para twittear

El presidente de APCEspaña recordó también que «España está aún inmersa en un periodo de continuidad de ciclo económico», pese a los tambores de desaceleración económica europea y mundial. Gómez-Pintado ha defendido que «la industria inmobiliaria todavía cuenta con margen de crecimiento» al menos hasta 2022, si bien ha sostenido que el mercado se adentra en una fase de «normalización», en la que los precios registrarán alzas que se situarán en adelante entre el 3,5% y 5% anual.

BBVA Research acaba de rebajar cuatro décimas su previsión de crecimiento del PIB para este año, hasta el 1,9%, y en tres décimas su pronóstico para el 2020, hasta el 1,6%, por la revisión de la contabilidad realizada por el INE, la tendencia negativa de algunos componentes de la demanda y el deterioro del contexto internacional, con lo que estima 750.000 empleos en dos años, hasta reducir la tasa de paro al 13,3% el próximo ejercicio.

No obstante, Jorge Sicilia, el responsable de Análisis Macroeconómico de BBVA Research, ha asegurado que la economía española está en una situación «mejor que en otras ocasiones gracias a que la situación financiera del sector privado es «muchísimo más sólida» y el BCE va a garantizar bajos costes de financiación.

«Estamos muy lejos de los desequilibrios de 2007», han enfatizado desde el servicio de estudios de la entidad, en el que ven «transitorio» el deterioro del mercado de la vivienda y descartan una burbuja, si bien achacan la desaceleración a los últimos cambios regulatorios, como la reforma de la Ley Hipotecaria.

La cifra se basa en la previsión de creación de hogares del INE,  1,8 millones de hogares, que lo justifica en el crecimiento de la inmigración para compensar el envejecimiento de la población española y las necesidades de contratación laboral

Jóvenes y acceso

El presidente de los promotores ha vuelto a referirse al colectivo más vulnerable en la compra, los jóvenes, para señalar que es consciente de que la falta de acceso de los jóvenes al mercado residencial constituye un gran «problema estructural en nuestro país», por lo que ha pedido que se establezcan beneficios fiscales que incentiven la compra de primera vivienda -las deducciones fueron eliminadas por el Gobierno en 2012- y que se apueste por la colaboración público-privada para incrementar la oferta de vivienda social.

En este último aspecto, ha reconocido que aunque hay fórmulas que se están barajando con las administraciones, como la constitución de avales para subvencionar la financiación al comprador, o concesiones y derechos de superficie sobre suelos públicos para el promotor, «no hay ninguna propuesta concreta por parte de ayuntamiento y comunidad autónoma, o el Gobierno».

Lo que sí ha mencionado es la iniciativa británica Help to buy, que permite a las entidades ofrecer hasta un 95% de financiación mediante un aval del Estado, el caso francés, que ofrece créditos a los jóvenes al 0% de interés, o el portugués, que en diferentes grados, puede llegar a subvencionar hasta los tres primeros años de alquiler, como sugerencias que alguna administración española podría recoger.

Impacto normativo en ventas

Respecto a los datos de compraventas, ha achacado «la ligera ralentización» a la incertidumbre política de España, así como a los últimos cambios normativos que ha sufrido el sector, como el relativo al pago de impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) en la firma de créditos hipotecarios, el cambio regulatorio de los alquileres,  y la entrada en vigor a mediados de junio de la nueva ley hipotecaria.

Sobre esta última, el director de la APCE ha criticado que su puesta en marcha haya retrasado entre dos y tres meses la elevación a escritura pública de las compraventas, algo que explicaría la caída de las operaciones, por lo que ha vaticinado que esa demora se trasladará también a los datos de los próximos meses, hasta que el retraso en los despachos notariales se diluya.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.