Los profesionales del sector ven con pesimismo el futuro: caen las perspectivas de ocupación, rentas e inversión

El impacto de la pandemia del Covid-19 ya se deja sentir con fuerza entre los profesionales del sector inmobiliario, que miran el futuro inmediato con mucho más pesimismo. Así lo refleja el Commercial Property Monitor del primer trimestre, que elabora RICS, y que muestra cómo la percepción de los profesionales sobre la ocupación de sus activos está en mínimos y que en lo relativo a la inversión también cae a niveles no vistos desde 2013.

“La encuesta muestra claramente que el mercado ya está reaccionando a las inéditas circunstancias que vivimos respeto al Covid-19. El impacto tardará en ser totalmente visible, pero ya sabemos que, durante un tiempo, el sector va a sufrir cambios importantes a los que va a reaccionar con creatividad”, comenta Roger Cooke MBE, presidente de RICS en España.

El robusto crecimiento de la demanda de ocupación de oficinas se ha detenido en el primer trimestre del año

Las respuestas de los más de 2.604 profesionales que han participado en la encuesta, tanto a nivel nacional como internacional, ofrecen una idea del efecto que la crisis del Covid-19 está teniendo en el sector. De heho, el 69% de los encuestados creen que hemos entrado en fase bajista del ciclo, lo que supone un importante aumento con respecto al 33% de los profesionales que opinaban lo mismo en el cuarto trimestre de 2019.

El Índice del Sentimiento de Ocupación (Occupier Sentiment Index) para el mercado español se ha situado en el primer trimestre en mínimos, un -17, mientras que los resultados del cuarto trimestre de 2019 lo situaban en +15 (el índice mide la diferencia entre los encuestados que opinan que la situación ha mejorado con respecto a los que creen que han empeorado).

Para el segmento de oficinas, el robusto crecimiento de la demanda de ocupación que registró en la encuesta anterior se ha detenido en el primer trimestre del año, mientras que en el retail, la demanda de espacio ha caído bruscamente.

Además, la crisis está pesando mucho en lo relativo a las proyecciones de las rentas de alquiler para los próximos 12 meses, que han caído en terreno negativo en todos los mercados. En concreto, se espera que las rentas sufran caídas más pronunciadas en retail y oficinas en ubicaciones secundarias, hasta magnitudes de -11% y -7%, respectivamente. En cambio, las perspectivas no son tan negativas para las rentas en oficinas prime y el segmento industrial ya que, aunque son también negativas, se sitúan en torno al -1,5%.

En lo que se refiere al Índice del Sentimiento de Inversión (Investment Sentiment Index), éste ha caído hasta un -5, mientras que en el cuarto trimestre de 2019 fue un +9, siendo el peor resultado desde 2013. No obstante, el indicador retrospectivo que capta los cambios en las consultas de inversión en los últimos tres meses se mantuvo, en su conjunto, en un territorio marginalmente positivo.

7 de cada 10 profesionales del sector inmobiliario considera que ya se ha entrado en la fase bajista del ciclo

Las perspectivas para los próximos 12 meses son diferentes a las que se obtuvieron en el cuarto trimestre, lo que evidencia una reducción de las expectativas sobre el valor del capital en general por parte de los profesionales, que esperan descensos abruptos en cada una de las categorías cubiertas por la encuesta, siendo el sector retail en ubicaciones secundarias el que muestra mayores señales de debilidad para los próximos meses, mientras que se espera que los valores del segmento industrial prime sean más resistentes.

Europa también siente la crisis

El sentimiento generalizado de los expertos del sector hacia el mercado inmobiliario europeo también se ha visto afectado considerablemente a causa de la crisis del Covid-19. En concreto, el Índice del Sentimiento de Ocupación se ha visto afectado negativamente en los últimos tres meses en 33 de los 34 países encuestados y ha disminuido en un promedio de 28 puntos desde el último trimestre de 2019, hasta situarse en un -27.

Esta misma tendencia puede observarse también en los inversores. El Índice del Sentimiento de Inversión muestra un resultado negativo en todos los países excepto en tres, cayendo un promedio de 24 puntos con respecto al cuarto trimestre de 2019, hasta situarse en un -18.

«Los resultados no son uniformes en todos los sectores. Si bien el retail se ha visto más afectado debido a los cierres obligados por el confinamiento de la población, el deterioro del sentimiento ha sido más marcado en las oficinas», comentan desde RICS, que llama la atención sobre la creciente importancia del comercio electrónico, por lo que, en consecuencia, se espera un creciente interés en las zonas logísticas prime.

“El comportamiento de los consumidores ha cambiado debido a las circunstancias, y el teletrabajo afecta a la forma en que se ven los espacios de oficina. Es probable que el actual auge del comercio electrónico y el cambio en las cadenas de suministro desencadene a su vez un nuevo cambio en la dinámica de las inversiones”, explica Simon Rubinsohn, economista jefe de RICS.

“Resulta preocupante que todavía no esté claro el alcance total del daño que esta crisis causará a las empresas y a la economía, por lo que no es de extrañar que los encuestados tengan claro que no habrá un repunte rápido de la situación. Este entorno hace que el apoyo de los gobiernos sea fundamental para lograr una recuperación mundial a medida que se empiecen a levantar las medidas de restricción de cada país», añade Rubinsohn.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.