trasteros bluespace
Mercados Noticias

La oferta de trasteros en España crece un 14% en los últimos dos años, según JLL

España es el tercer mercado europeo por número de trasteros, solo por detrás de Reino Unido y Francia, si se compara el número total de establecimientos en el mercado español respecto a otros mercados consolidados, según revela el informe ‘Spanish Self Storage Market Report’, elaborado por JLL junto a la Asociación Española de Self Storage (AESS).

El estudio pone de manifiesto que la oferta de este tipo de activos en el mercado español aumentó de media un 14% en los últimos dos años en número de unidades. Y también apunta que, por ciudades, Madrid y Barcelona concentran el mayor número de unidades de almacenamiento, seguidas, a mucha distancia, de Valencia y Málaga. Destacando que «si bien, en las ciudades españolas la oferta de trasteros de menor calidad o de una generación más antigua tiene más peso que en otras grandes ciudades europeas comparables».

Así, a la hora de comparar la oferta entre mercados, es importante tener en cuenta tanto el número como la calidad del stock, ya que gran parte de los trasteros necesitan ser modernizados. La mayoría de los activos en España son de primera y segunda generación, es decir, se trata de activos reconvertidos para cumplir con la función de almacenamiento; por lo general se conservan en buen estado y suelen estar situados en polígonos industriales modernos en buenas ubicaciones.

España es el tercer mercado europeo por número de trasteros, solo por detrás de Reino Unido y Francia

Potencial de crecimiento

De acuerdo con el informe, el número de unidades bajo gestión de los principales tenedores de ‘self storage’ de España creció un 25% en los últimos dos años. Además, en el mercado español hay varios nuevos operadores que han mostrado solidez y un rápido crecimiento. Dichas empresas planean lanzar nuevas plataformas con un importante stock de trasteros en desarrollo que añadirán un crecimiento adicional significativo al mercado.

Por tanto, se espera que la oferta aumente en los próximos dos años a niveles comparativamente altos a medida que estas unidades en desarrollo lleguen al mercado.

El panorama de la inversión en España, por tanto, es positivo y se estima que la naturaleza de las operaciones esté dominada por la consolidación de operadores más pequeños, ante la falta de oportunidades de fusiones y adquisiciones escalables.

Además, la relativa escasez de oferta en muchas de las ciudades secundarias, junto con la posibilidad de aprovechar la caída del valor del suelo y las oportunidades de reconversión, hace que la promoción resulte atractiva.

El nivel de actividad en cartera en toda España está en su punto más alto y desde JLL se apunta un posible crecimiento fuerte en el número de nuevas instalaciones en los próximos 12 meses.

A medida que el self storage se ha ido convirtiendo en una tipología de activos atractiva para los inversores, el peso del capital -junto con el aumento de los conocimientos y datos sobre el sector- ha llevado a una mejor comprensión de los riesgos, lo que lleva a una reducción de la brecha entre los rendimientos del self storage y otras clases de activos.