Mercados Noticias

La inversión en residencial en alquiler en España superó los 2.500 millones en 2023, según Savills

La inversión inmobiliaria en residencial en alquiler en 2023 alcanzó 2.500 millones de euros en España, según el último informe de la consultora inmobiliaria Savills.

Los inmuebles destinados a alquiler de larga estancia han acumulado una inversión de 2.200 millones de euros, el co-living (alquiler temporal sobre suelo residencial) ha sumado más de 70 millones de euros y el flex-living (proyectos de alquiler temporal sobre suelo terciario) alcanza casi los 200 millones de euros.

Según el informe, la actividad promotora en España apenas cubre una mínima parte de las necesidades de la creciente demanda, con menos de 5.000 viviendas Build To Rent entregadas en 2022 y algo más de 10.000 en 2023. Esta actividad ha estado liderada por inversores y promotores con proyectos iniciados entre 2019 y 2022. En 2023, el incremento de los costes de desarrollo (suelo, construcción y financiación), ha frenado el inicio de nuevos proyectos en un entorno donde la demanda en alquiler no deja de crecer.

La adquisición de inmuebles finalizados y en explotación, estructuras de compra como el forward purchase y la compra de proyectos en etapas próximas a su finalización, se mantienen como las opciones favoritas de los inversores y marcarán la tendencia durante los próximos meses, según la consultora inmobiliaria internacional.

Savills observa un traslado de la inversión hacia la compra de suelos terciaros para ser destinados al desarrollo de proyectos de alquiler de corta y media estancia (flex-living) para cubrir la creciente demanda de esta tipología de alojamiento en determinados entornos urbanos.

En cuanto a niveles de ocupación, todos los flex-living en funcionamiento han conseguido superar los ritmos de comercialización proyectados. En el caso de los co-living actualmente en explotación, los niveles de ocupación ya alcanzan el 100%, y cuentan incluso con listas de espera.

En cuanto a las rentabilidades exigidas en el mercado de inversión, la subida de los tipos de interés ha provocado un incremento generalizado de las mismas. En el caso del residencial en alquiler, la yield se ha expandido aproximadamente 100 puntos básicos en el mercado prime (localización céntrica, ocupación estabilizada, rentas de mercado), hasta alcanzar el 4 %. En mercados no prime o inmuebles con riesgo comercial, la expansión ha sido superior. En el caso de los activos flex o co-living, al ser un mercado incipiente, Savills estima una rentabilidad teórica de entre 100 y 125 puntos básicos, aproximadamente un 5,25%.

Previsiones 2024

Durante el año 2024, la consultora inmobiliaria internacional prevé el incremento de las rentas debido al desequilibrio entre la oferta disponible y la creciente demanda. El inicio de proyectos BTR por parte de promotores o inversores privados mostrará una cierta desaceleración, estando los nuevos proyectos vinculados en gran parte al desarrollo de planes público-privados. Los proyectos de flex-living seguirán despertando interés y se observa ya un crecimiento de su actividad.

La demanda en 2024 se mantendrá al alza en todas las tipologías living y con una directriz positiva en el medio y largo plazo.

En cuanto a la rentabilidad, Savills considera que se estabilizará durante la primera mitad del año e iniciará una suave contracción durante los últimos meses de 2024 o principios de 2025, como consecuencia del recorte de los tipos de interés.