Arcadis evalúa los costes de la construcción en las principales ciudades del mundo

La multinacional Arcadis ha publicado su Índice de Costes Internacionales de la Construcción 2021 (ICC), que ofrece un ranking de las principales ciudades del mundo según lo caro que supone edificar en ellas. Entre las 100 ciudades destacadas en el ICC de Arcadis, aparecen Barcelona, Madrid y Málaga en los puestos 74, 76 y 78, respectivamente.

Las capitales españolas están lejos de los niveles de Ginebra (en la imagen), que es la ciudad que tiene los costes de construcción más elevados en este ranking. Le siguen Londres, Copenague, Oslo y Zúrich como ciudades más caras del ranking.

Ginebra, Londres, Copenague, Oslo y Zúrich son las ciudades con los costes de construcción más elevados del mundo

Las cinco ciudades más económicas se encuentran en Asia: Bangalore, Nueva Delhi y Bombay, las tres en India, además de Kuala Lumpur (Malasia) y Ciudad Ho Chi Minh (Vietnam).

El índice se ha elaborado analizando veinte tipologías de edificios, basándose en el estudio de los costes de construcción, la revisión de las condiciones del mercado y el juicio profesional del equipo global de expertos. Los cálculos se basan en dólares estadounidenses y están indexados con respecto al rango de precios de cada tipo de edificio, en relación con Ámsterdam.

Este año, la cobertura se ha ampliado a ciudades como Oslo, Viena, Niza, Memphis, Ciudad Ho Chi Minh y Kiev. La devaluación del dólar estadounidense es el principal factor que contribuye a la caída de ciudades estadounidenses como Nueva York y San Francisco al sexto y séptimo puesto, respectivamente.

Construcción postcovid

Además de proporcionar un índice comparativo de los costes de construcción globales, este informe también analiza la construcción en todo el mundo y los cambios e iniciativas notables de los países durante la pandemia de Covid-19.

En este sentido, desde Arcadis señalan que “la construcción, en la mayoría de los países, tras pequeños períodos de cierre, ha sido clave para mantener la continuidad de la actividad económica y funcionar en medio de la “nueva normalidad” priorizando la construcción de infraestructuras sanitarias y asistenciales, así como un crecimiento exponencial de centros de datos y logística, entre otros”.

“Mientras algunos gobiernos se preparan para lanzar varias iniciativas para impulsar sus economías, que incluyen gastos de inversión en infraestructura, Arcadis destaca la oportunidad de crear valor a largo plazo, a partir de las inversiones adecuadas, especialmente en torno a la sostenibilidad de ahí que lo hayamos titulado “Invertir para una recuperación sostenible”, apuntan desde la firma de ingeniería.

En el informe se presenta, además, un plan de cinco puntos como guía para ayudar a los clientes y sus equipos, a definir y cumplir los requisitos de su proyecto en el contexto de una evaluación de valor más amplia.

“Si bien el último año ha estado centrado en la crisis mundial en salud pública, el cambio climático sigue siendo un desafío al que nos enfrentamos todos, y dado que la construcción representa una parte significativa de las emisiones totales de carbono, es crucial que nuestra industria incorpore cada vez más la sostenibilidad en cada proyecto” dice Andrew Beard, director global de Gestión Comercial y Costes de Arcadis.

“Con los diversos programas de recuperación, existe una oportunidad para que la industria de la construcción genere un cambio duradero y cree un futuro más productivo, inclusivo y sostenible. Esto empieza por asegurarse de que cada inversión genere no solo un retorno cuantificable, sino que también mejore la resiliencia y la sostenibilidad hacia la neutralidad en carbono”, añade Beard.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.