Industrial y Logística Noticias

Diglo vende una nave industrial de 11.420 m2 en Alcalá de Henares por 5,3 millones

Diglo ha cerrado la venta de una nave industrial situada en el Polígono Industrial Camporrosso en el municipio de Alcalá de Henares (Madrid) por 5,3 millones de euros. El comprador cederá este espacio a una fundación sin ánimo de lucro, según ha informa hoy el servicer.

El complejo cuenta con una parcela de más de 17.100 metros cuadrados y una superficie construida de 11.420 metros cuadrados, repartidas en tres zonas. Una nave principal, diáfana y de gran altura, destinada a producción y almacenaje, así como tres edificios continuos, donde se sitúan las oficinas, salas de formación, sala de juntas, zonas de almacenamiento y los aseos. Además, cuenta con 12 muelles de carga en su fachada principal con cuatro módulos y una zona de maniobra privada.

El Parque Industrial Camporrosso, ubicado en la parte este de la Comunidad de Madrid junto al Corredor del Henares, está comunicado a través de las carreteras N-II y R-2. Se trata de un área en auge, que está contribuyendo al crecimiento del tejido empresarial de la ciudad de Alcalá de Henares.

“La venta de esta nave industrial representa un ejemplo más de la capacidad que tiene Diglo para ofrecer soluciones a medida para nuestros clientes” explica Javier Román, director del área de gestión y comercialización de activos inmobiliarios (REOs) de Diglo Servicer.

Desde el inicio de sus operaciones, Diglo ha cerrado cinco grandes transacciones con un valor agregado de más de 15 millones de euros. A la venta del Palacio de Moratalla por más de 3 millones de euros, se suman el traspaso del Hotel Bodega Real, ubicado en El Puerto de Santa María, por un importe superior a los 2 millones de euros a un grupo inversor que reanudará su actividad, y la venta de una nave de última milla en Málaga por más de 2,5 millones de euros. Además, en mayo de 2022, Diglo cerró la venta de un hotel en Estepona por 2,2 millones de euros.

Diglo cuenta con una cartera de activos bajo gestión de más de 5.000 millones de euros repartidos entre activos problemáticos (Non Performing Loans – NPLs) e inmuebles (Real Estate Owned – REOs).