Decathlon abre un centro logístico en Barcelona de 95.987 m2 en el que ha invertido 53,4 millones

Decathlon ha inaugurado su nueva nave logística en la Zona de Actividades Logísticas (ZAL)  del Puerto de Barcelona, un centro de casi 96.000 metros cuadrados construido por Cilsa, sociedad que gestiona la ZAL Port y participada por el Port de Barcelona y Merlin Properties.

Con una inversión global de 53,4 millones de euros y construida en tan solo 14 meses en plena pandemia, el nuevo centro continental de Decathlon ha sido desarrollado utilizando tecnología BIM siguiendo los más estrictos criterios de eficiencia energética, sostenibilidad y condiciones de trabajo saludables que dicta la certificación LEED PLATINUM del US Green Building Council.

Entre otros, se han instalado placas fotovoltaicas para autoconsumo, un sistema integrado de gestión del edificio para el control de la Iluminación artificial mediante LEDs de bajo consumo regulables con sensores de presencia y se han utilizado materiales de construcción respetuosos con la huella de carbono.

El centro está formado por dos edificios de 46.610 metros cuadrados cada uno y un edificio de servicios de 2.767 metros cuadrados construidos, que incluye la planta baja y planta piso de oficinas, el pasillo de conexión entre ambas naves y las salas técnicas.

Dispone de una altura libre general de 11,30 m, 112 muelles de última generación con un sistema automático de retención de camiones y 4 muelles para descarga de furgonetas con puertas seccionales automáticas y abrigos exteriores.

Compromiso medioambiental

El líder de Transformación Logística de Decathlon España, Daniel Mangas, ha apuntado: “El nuevo centro continental es uno de los primeros pasos de Decathlon dentro del importante proceso de transformación logística y de su cadena de valor hasta 2024 que hemos comenzado este año. Este nuevo proyecto, sumado al resto de procesos internos, nos permitirá estar preparados ante los nuevos retos y necesidades del futuro”. Y ha concluido: “En cuanto a las instalaciones, dentro de nuestro firme compromiso por llevar a cabo nuestra actividad de manera sostenible, para nosotros es una garantía a nivel medioambiental disponer de una construcción con estas características”.

Por su parte Alfonso Martínez, director general de Cilsa, ha señalado: “Después de estos últimos cinco años donde hemos construido casi 300.000 nuevos metros cuadrados de naves certificadas todas con LEED Gold invirtiendo más de 200 millones de euros, este proyecto de 95.987 metros cuadrados supone un punto de inflexión para la ZAL Port”.

“Nuestro objetivo es ofrecer a nuestros clientes las mejores infraestructuras logísticas, en emplazamientos de referencia, y con los máximos estándares medioambientales, confirmando a la ZAL Port como referente en el mercado logístico de Barcelona”, concluyó el representante de Cilsa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.