La pandemia acelera cambios y empuja a la concentración del sector hotelero

La pandemia del Covid-19 impulsará la transformación de la industria hotelera y acelerará la concentración en el sector, abriendo la puerta a nuevas modalidades de contratos de arrendamiento más flexibles para esta tipología de activos.

Estas son algunas de las conclusiones de la octava edición de Savills Talks Young Talents que, moderada por Sonia López-Doriga, Hotels Consultant en Savills Aguirre Newman, ha reunido a representantes de grupos inversores y propietarios de activos que han puesto en común su visión sobre los retos más inmediatos que afronta el sector hotelero.

En esta sesión se puso de manifiesto la importancia que tendrá la vacuna para la recuperación de la industria hotelera y turística, y el convencimiento de que España seguirá siendo un mercado atractivo para la inversión extranjera y que los destinos vacacionales y urbanos prime serán los primeros en recuperarse.

Durante el debate, se puso el énfasis en las medidas higiénicas y de distanciamiento que se han implementado en los hoteles para garantizar la seguridad en sus instalaciones. Unas medidas que, lejos de ser iniciativas pasajeras, han llegado para quedarse, y que han sido complementadas con cambios en la oferta tradicional de los hoteles (como pueden ser la configuración de los bufets o las salas de reuniones y dando un mayor peso a la tecnología).

Cambios en los contratos

Otro de los cambios que ha supuesto la pandemia está relacionado con los contratos de arrendamiento, que incluirán fórmulas de flexibilidad. En este sentido, los participantes en la mesa redonda apuntan que “muchos arrendatarios se están acogiendo al principio del derecho rebus sic stantibus que establece que un acuerdo se firma ante unas circunstancias concretas y, por lo tanto, cuando hay una alteración de las mismas se puede modificar”. Los contratos se están renegociando y, a partir de ahora, los que se firmen tendrán una cláusula para “protegerse” ante el covid o causas de fuerza mayor.

Asimismo, las relaciones entre el propietario del hotel y el arrendatario o gestor, también se van a ver modificadas. “Los arrendadores van a ser mucho más intervencionistas. Vamos a ver contratos más híbridos con una intervención más importante de la propiedad”, apuntan.

El actual contexto económico también lleva aparejado una reordenación del sector y de nuevas oportunidades de inversión en esta industria, clave para la economía española. Así los expertos indican que “se producirá un proceso de concentración en el que hay empresas hoteleras que van a desaparecer. Deben de afrontar una situación en la que tienen que siguen asumiendo un consumo de caja mensual, pero con menos fondos propios, lo que generará unas afectaciones que no podemos predecir”.

El segmento vacacional está atrayendo el interés de los inversores institucionales, que mayoritariamente habían centrado hasta la fecha su ámbito de actuación en el producto urbano, según se comentó durante el debate. “Estamos viendo players que están levantado capital para fondos con el foco de inversión en producto vacacional”, indican. En este sentido, pese a que la mayoría considera que los precios todavía van a bajar, los intervinientes no esperan grandes descuentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.