La inversión hotelera en España crece un 52% en el primer semestre, hasta los 700 millones de euros

A pesar de la dramática situación que vive el turismo en España por la pandemia del Covid-19, los hoteles españoles mantienen el interés de los inversores. Así lo muestra el informe Marketbeat Europe Hospitality presentado por Cushman & Wakefield, en el que España aparece como uno de los pocos países con una evolución positiva de la inversión hotelera respecto el primer semestre de 2019.

De hecho, la inversión hotelera en España creció un 52% durante el primer semestre del año, hasta sumar un volumen de 700 millones de euros, lo que sitúa a nuestro país como el tercer destino europeo en el que más se ha invertido en hoteles, según datos de la consultora.

Entre las operaciones más relevantes del semestre en España, cabe destacar la venta del proyecto del hotel de lujo Edition Madrid (en la imagen) que promueve KKH Property Investors y que en febrero pasó a manos del fondo Archer Hotel Capital, propiedad del fondo soberano de Singapur GIC y de la gestora holandesa APG, por 220 millones de euros.

Desde Cuhsman & Wakefield prevén que en los próximos meses aparezcan oportunidades que dinamicen la inversión en el mercado hotelero

En este sentido, Albert Grau, socio y codirector de Cushman & Wakefield Hospitality en España, señala que “a diferencia de la crisis financiera de 2009, en estos momentos hay capital disponible en el mercado de inversión. Consideramos que durante el último trimestre del actual ejercicio y durante el año 2020 se puede dinamizar el mercado al aparecer oportunidades interesantes en destinos en los que hasta la fecha no había producto, o el que había era muy caro”, señala este experto.

A nivel europeo, el primer lugar en este ranking lo ocupa el Reino Unido, con un volumen de 1.800 millones de inversión, mientras que en segundo puesto está Alemania, donde se han registrado inversiones en hoteles por 900 millones durante el primer semestre. En el conjunto del continente europeo, entre enero y junio se invirtieron 5.700 millones de euros.

A pesar de que la inversión en hoteles cayó un 55% en el Reino Unido, el mercado británico se mantuvo como el de mayor volumen de inversión hotelera en el primer semestre de 2020 gracias a la venta del Ritz, que representó casi la mitad del volumen total de transacciones. Por su parte, Alemania registró el segundo mayor volumen de inversión y también fue el mercado más activo, aunque el capital invertido en Alemania fue un 42% inferior al del mismo periodo del año pasado.

En cuanto a los países que han presentado un aumento de la inversión hotelera, además de España destaca Grecia, que en estos seis meses ha multiplicado la inversión en hoteles registrada en el mismo periodo de 2019, hasta los 300 millones. En este mercado, la inversión se ha disparado por dos operaciones: la venta de una cartera de resorts con 1.094 habitaciones en cinco hoteles frente al mar en Creta, comprada por una empresa conjunta entre Henderson Park e Hines, y la adquisión del complejo Porto Carras integrado por 990 habitaciones en la península central de Halkidiki, adquirido por Belterra Investment por más de 200 millones de euros

Según recuerdan desde la consultora, ambas operaciones se pactaron después del inicio de la pandemia y “muestran la creciente popularidad de los complejos turísticos entre los inversores, impulsada por las perspectivas positivas de crecimiento a largo plazo para los viajes de placer, así como por la recuperación esperada de este segmento después del Covid-19, en relación con los negocios y demanda de conferencias”.

Interés inversor, a pesar del Covid-19

Y es que, al analizar los datos de inversión hotelera en Europa hasta junio, coincidiendo con el peor momento de la pandemia del Covid-19, la consultora destaca que alrededor del 79% del volumen de inversión se transaccionó antes de la llegada del Covid-19. Sin embargo, hubo varias operaciones después del estallido de la pandemia, por valor de 1.200 millones de euros, lo que “confirma que hay inversores que confían en las perspectivas a largo plazo del sector hotelero”, señalan desde la consultora.

Según Albert Grau, “el valor de los activos hoteleros se está manteniendo, con mínimos ajustes por el momento. Como consecuencia, los inversores siguen mostrando interés, pero están a la espera de obtener mayores descuentos para actuar, lo que puede pasar a finales de este mismo año y principios de 2021”.

Los compradores más activos durante los últimos seis meses fueron los inversores institucionales (48% del volumen total), grupo que normalmente tiene un bajo coste de capital, una sólida capacidad financiera para soportar desafíos temporales y, con frecuencia, una estrategia de inversión a largo plazo.

El precio medio por habitación vendida también ha aumentado un 26%, alcanzando los 239.000 euros, en comparación con los 189.000 euros por habitación en 2019. “Esto se puede atribuir en gran parte a la naturaleza cambiante de los hoteles vendidos en el primer semestre de 2020, que se ha centrado en activos principales en ubicaciones céntricas (incluyendo el Ritz de Londres) y donde hay menos preocupación por el impacto del Covid-19 en los valores inmobiliarios a largo plazo”, explican desde Cushman & Wakefield.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.