Colliers prevé que la inversión hotelera se acercará a los 3.000 millones en 2020

“Sólo tres carteras que se negocian en estos momentos supondrían cerrar operaciones por un volumen cercano a los 1.700 millones, el mejor arranque de los últimos cinco años”, explicó Miguel Vázquez, managing director de Colliers (en la imagen), durante la presentación de su tradicional informe anual del sector hotelero. El directivo explicó que la inversión hotelera va a vivir un buen año, sostenido por las condiciones financieras de bajos tipos de interés y la extraordinaria liquidez mundial, que favorece el crecimiento del producto inmobiliario en las carteras de inversión. La ausencia de operaciones corporativas se dejó sentir en 2018, que cerró con un volumen inferior en un 47% al de 2017.

En este contexto de presión inversora por parte de los fondos de inversión, y sobre todo de pensiones, España es un destino privilegiado con puntos fuertes como “el hecho de ser el segundo destino turístico de Europa, sólo por detrás de París, la fuerte renovación de la cartera hotelera y la seguridad existente en el país”, como destacó el directivo.

Miguel Vázquez: “La inversión hotelera va a vivir un buen año, sostenido por las condiciones financieras de bajos tipos de interés y la extraordinaria liquidez mundial, que favorece el crecimiento del producto inmobiliario en las carteras de inversión”

En cuanto al reflejo que puede tener la incertidumbre política en el mercado, Mikel Echavarren, consejero delegado de la consultora en España, argumentó que “la inversión internacional el año que viene, lejos de ralentizarse, se va a acelerar todavía más. Se han dado tres récords históricos de ahorro mundial; se ahorra en torno al 25% del PIB mundial y el inmobiliario se configura como la mejor alternativa de inversión frente a la baja rentabilidad de otras alternativas financieras y la presión de los fondos por invertir”.

Caída en 2018

Las buenas perspectivas no alivian sin embargo, la cifra de 2018. La inversión hotelera en España fue de 2.518 millones de euros en 2019, un 47,6% menos respecto a 2018, año en el que estas operaciones alcanzaron su máximo histórico con 4.810 millones invertidos, aunque la ausencia de operaciones corporativas es la clave para este descenso, que hubiera sido del 12% descontando este efecto.

Según el informe. Canarias, Baleares y Madrid se han consolidado como principales objetivos de inversión hotelera, sumando entre las tres el 50% del volumen total, por debajo del 70%, logrado el año pasado como consecuencia, principalmente, de la opa de Blackstone sobre Hispania por aproximadamente 2.000 millones, que reunía un número importante de activos en Canarias. Madrid, con una inversión de 337 millones de euros vuelve a batir a Barcelona (187 millones). Destinos como Málaga, Huelva o Valencia se situaron en niveles de inversión cercanos a los 150 millones cada uno.

A pesar de ello, Vázquez señaló que las compras de suelo se han multiplicado por dos, alcanzando los 164 millones, mientras que las operaciones de compra de inmuebles para su reconversión a hotel se han situado en 242 millones con 18 operaciones, lo que supone un incremento del 59,4%. “Los datos reflejan que el sector confía en el país y en el desarrollo del sector a medio plazo, porque son inversiones que se materializarán a lo largo de los próximos cinco años”, explicó.

Teniendo en consideración las reformas y nuevas construcciones ya anunciadas la consultora tiene registrada una inversión de 5.740 millones de euros para los próximos años, de los que 2.300 millones se materializarán este año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.