Los profesionales del sector demandan en SIMAPro más colaboración público-privada y menos intervencionismo

La primera jornada de SIMAPro 2020 ha comenzado con un acto de bienvenida en que han participado el Secretario General de Agenda Urbana y Vivienda del Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA) David Lucas, el consejero delegado de ST Sociedad de Tasación, Juan Fernández-Aceytuno, el presidente de Asprima y CEO de Vía Ágora Juan Antonio Gómez-Pintado, el director ejecutivo de Desarrollo de REOs y Venta Mayorista de Servihabitat, Ernesto Tarazona, y el presidente de Planner Exhibitions, Antonio González-Noaín.

El Secretario General de Agenda Urbana y Vivienda destacó la necesidad de “establecer recursos para una adecuada colaboración pública-privada con el objetivo de convertir el sector en un factor tractor de la recuperación económica de nuestro país”.

“La política de vivienda tiene que ser una de las palancas de esta recuperación y debe financiarse con los fondos estructurales europeos”, señaló David Lucas, quien ha recordado que se dedicarán hasta 4.200 millones de estos fondos a políticas de vivienda.

Los políticos y profesionales que intervinieron en SIMAPro consideran que la colaboración público-privada vive un “momento dulce” que se debe mantener

El presidente de Asprima, Juan Antonio Gómez-Pintado insistió en la necesidad de seguir profundizando en la colaboración púlico-privada para afrontar los grandes retos de la vivienda en nuestro país, una relación que tiene que basarse en la “confianza, la transparencia y la empatía”.

Por su parte, Ernesto Tarazona, puso en valor los fundamentales del inmobiliario, “lo que va a permitir que nuestro sector contribuya de forma básica a que esta crisis tenga un menor impacto en nuestro entorno económico y social, y convertirnos en una referencia sectorial mas fuerte a futuro”.

Y Juan Fernández-Aceytuno recordó que los ciclos inmobiliarios no se correlacionan con los ciclos pandémicos, por lo que la prudencia aconseja ponderar los efectos del Covid. “El precio de la vivienda nueva se mantendrá, mientras que el de la vivienda usada continuará con la tendencia a la moderación que ya mostraba antes de la pandemia”.

Previamente, Antonio González-Noaín, había manifestado la apuesta decidida de la compañía para que “plataformas de conocimiento presencial y virtual, como SIMAPro 2020, se incorporen como algo habitual en el sector y formen parte de su parte de su impulso digitalizador”.

A continuación ha comenzado el programa de SIMAPro 2020 con una mesa redonda moderada por Juan Fernández-Aceytuno y con la participación como ponentes de Mariano Fuentes, Delegado del Área de Gobierno de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Madrid; de José María García Gómez, director general de Vivienda y Rehabilitación de la Consejería de Vivienda y Administración Local de la Comunidad de Madrid; Francisco Javier Martín Ramiro,director general de Vivienda y Suelo del MITMA y Juan Antonio Gómez-Pintado que ha analizado la necesaria colaboración público-privada a la luz de las nuevas tendencias emergidas tras la eclosión de la pandemia.

Todos los ponentes han coincidido en calificar como dulce el momento que está viviendo la colaboración público-privada, a diferencia de otros anteriores en que las suspicacias mutuas definían esta relación.

“Es imprescindible profundizar en este clima de confianza”, ha pedido Juan Antonio Gómez-Pintado, que ha insistido en que este nuevo marco de colaboración tiene que permitir “que la clase media del mañana no esté siendo expulsada del mercado de la vivienda hoy”. Asimismo ha reclamado la necesidad de encontrar fórmulas que mejoren este acceso.

En su opinión, “la mejor fórmula es la de los avales por parte del Estado a los futuros propietarios”, para a continuación lamentar la falta de comprensión en la Administración General del Estado hacia los planes elaborados desde el sector para facilitar este acceso.

Aun coincidiendo en el fondo del asunto, José María Gómez ha discrepado en un punto fundamental. “Hay que dar con fórmulas de aseguramiento que no repercutan en un incremento de la deuda, que ninguna administración se puede permitir”, ha puntualizado.

En este sentido, el director general de Vivienda y Rehabilitación ha reclamado mayores dosis de creatividad para evitar “la proliferación de impagos, por lo que estas iniciativas, con independencia de la fórmula que final adopten, deben enfocarse en grupos solventes, con capacidad de pago presente y futura, para no caer en el riesgo de alimentar una nueva burbuja”.

Por su parte, Francisco Javier Ramiro consideraba que los fondos europeos de recuperación tienen que servir para “apalancar un proceso que genere una cartera de proyectos escalables en materia de regeneración urbana y del espacio público, para lo que es imprescindible la alineación público-privada y la coordinación de los tres niveles de la administración”, ha concluido.

El tema de la regeneración y rehabilitación ha articulado la reflexión de Mariano Fuentes, que se ha lamentado de que el sector privado no sea un impulsor de este tipo de proyectos. “¿Por qué no se ha metido el sector privado en la rehabilitación?”, se ha preguntado el Delegado del Área de Gobierno de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Madrid. “Porque no tiene incentivos, sobre todo fiscales que son los fundamentales. Incentivos fiscales e incentivos en aprovechamiento urbano. Estos son los dos ejes sobre los que se fundamenta el plan de rehabilitación de Madrid”, ha resumido.

Un marco regulatorio excesivo

La seguridad jurídica en el inmobiliario ha sido la cuestión central de la segunda mesa redonda de la jornada, que, moderada por Guillermo San Román, presidente de la Comisión de Suelo y Urbanismo de Asprima, que ha reunido a Felipe Iglesias, consultor en Uría Menéndez, y Beatriz Toribio, directora general de Asval.

La proliferación normativa y la intervención de los precios del alquiler centraron las críticas de los profesionales del sector

Iglesias lamentó la proliferación legislativa de nuestro país, que entre las tres administraciones suma “cien mil normas”. Una situación que, al contrario de lo que podía esperarse tras la reforma legal que ha sustituido el trámite de algunas licencias por una declaración de responsabilidad, amenaza con enredarse todavía más. “Ya comienza a haber diferentes interpretaciones sobre esta reforma dependiendo del Ayuntamiento, lo que solo alimenta la inseguridad y la desconfianza”.

La critica de las normas que limitan los precios del alquiler ha centrado los argumentos de Beatriz Toribio, que ha adelantado que serán contraproducentes y que, en lugar de paliar la realidad que las anima, agravarán el problema. “Las medidas solo generarán efectos contrarios a los deseados y dificultarán más aún el acceso a la vivienda en alquiler de los colectivos vulnerables, además de generar más economía sumergida”, ha asegurado.

Los efectos nocivos se dejarán notar en muchos ámbitos, como, por ejemplo, en el deterioro del parque de viviendas, “en la medida en que estas limitaciones de precio desincentivarán al propietario a mejorar su activo”.

“La inversión está mirando al alquiler, pero nuestra proliferación normativa genera una inseguridad que lastra este mercado esencial”, señaló Beatriz Toribio, quien ha criticado la falta de atención que sufre el sector. “Hay que escucharlo y no legislar contra él, que es lo que nos estamos encontrando en muchas comunidades autónomas”, ha afirmado.

Industrialización

El tercer pánel de la primera jornada de SIMAPro 2020 ha puesto el foco en la industrialización de la actividad constructiva. Manuel González, director técnico de Construcciones ACR, Sandra Llorente, directora general técnica de Vía Ágora; Jorge Perelli, presidente ejecutivo de Grupo Baue; y José Antonio Tenorio, científico del Instituto de Ciencias de la Construcción Eduardo Torroja, del CSIC, participaron en esta mesa moderados por Julián Domínguez, socio director de CIP Arquitectos.

Los expertos coincidieron en la necesidad de generar estructuras de colaboración entre todos los agentes de la cadena de valor y eliminar la incertidumbre que existe en torno al precio de la construcción industrializada. Aunque todos se mostraron convencidos del recorrido que tiene la industrialización y el impulso que dará al mercado inmobiliario. Para José Antonio Tenorio, la industrialización está empezando a “cambiar la forma de pensar de los grandes promotores, porque hay tecnología, producto y capacidad de ponerlo en el mercado”.

La última mesa de la jornada contó con la participación de Álvaro González, concejal del Área Delegada de Vivienda del Ayuntamiento de Madrid, José Antonio Granero, arquitecto y socio-fundador de Entreabierto, y Luis Socías Uribe, jefe de la Oficina Técnica de Apoyo para Proyectos Europeos de CEOE, moderados por Carlos Gómez-Caño, director general de Toshiba HVAC Calefacción & Aire Acondicionado.

En ella debatieron sobre la urgente necesidad de acometer proyectos de rehabilitación y regeneración urbana en un contexto en el que las trabas regulatorias y administrativas son un obstáculo para una estrategia a largo plazo en este ámbito.

En este sentido, José Antonio Granero ha recordado que el 38% de los 140.000 millones de los fondos europeos de recuperación asignados a España van destinados a proyectos de regeneración. Un hecho que debería ser aprovechado para “romper con la imagen de ladrillo del sector en beneficio de un modelo verde basado en su tecnificación, digitalización e industrialización”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.