Empresas Noticias

Ursa colabora en Blue Containers, un proyecto educativo de economía circular

La compañía está colaborando con el proyecto “Blue Containers”, una iniciativa del departamento de edificación y obra civil del Instituto Provençana de L´Hospitalet del Llobregat (Barcelona) ideada por  Julio Martínez Alcalde, que ha dedicado parte de su trayectoria profesional a iniciativas vinculadas a la economía social.

El proyecto consiste en fomentar la recuperación y transformación de contenedores marítimos abandonados en las costas de Túnez en viviendas y equipamientos sociales, aplicando criterios de sostenibilidad.

Esta iniciativa de reciclaje de contenedores marítimos, es también un proyecto ecológico orientado a la economía social y solidaria. Los edificios se han proyectado siguiendo criterios de arquitectura bioclimática y dan respuesta a las demandas vigentes de eficiencia energética.

El proyecto fomenta la transformación de contenedores marítimos abandonados en las costas de Túnez en viviendas y equipamientos sociales, con criterios de sostenibilidad

Faceta solidaria

Para el director del proyecto y profesor del Instituto Provençana, Paco Sánchez, “entre nuestros objetivos, por un lado está la vertiente educativa de trabajar con proyectos reales para que los alumnos tengan una mejor experiencia de aprendizaje, por otra parte está la faceta solidaria de crear vivienda social y exportar la experiencia a otros países y contamos con un aspecto medioambiental sobre cómo investigar y profundizar en la eficiencia energética de los edificios”.

Ursa no ha querido perder la oportunidad de colaborar con este proyecto que se enmarca en su responsabilidad social corporativa. Así lo explica Malena Clapers, del departamento de técnico de la compañía: “nuestra apuesta por la sostenibilidad no sólo se limita a mirar hacia dentro para mejorar nuestros procesos y materiales, también intentamos, en la medida de nuestras posibilidades, colaborar con todas aquellas iniciativas que, como esta, sirven para fomentar la edificación sostenible y ayudan a concienciar a los ciudadanos de sus ventajas”.

La empresa donará el material necesario para la construcción de fachadas ventiladas en estos contenedores reciclados con los que se diseñarán viviendas sociales y otros equipamientos como ludotecas, centros sociales o coworkings. El alto grado de aislamiento térmico y acústico se sumará a otras medidas de eficiencia energética como la cubierta ajardinada o el uso de energía solar.