La necesidad de consolidar una hoja de ruta digital para el sector de la construcción

Por Enrique Criado, country manager de PlanRadar en España.

El sector de la construcción presenta este año notables motivos para generar mayor confianza en el negocio. Varios expertos coinciden en que 2022 será el año de la recuperación en este ámbito tras el duro impacto económico de la Covid-19. Por ejemplo, el último informe del grupo de análisis Euroconstruct señala que el sector volverá a registrar los niveles previos a la pandemia o la empresa Manpower, que las expectativas de contratación en estas empresas avanzarán un 48% en los próximos meses.

Estos son algunos ejemplos de previsiones alentadoras que se dibujan tras la tormenta económica de los dos últimos años. Un periodo en el que, pese a la incertidumbre empresarial que ha sufrido, el sector ha sido testigo de un fenómeno que ha ido creciendo incluso en los momentos coyunturales de mayor tumulto. Me refiero a la digitalización.

Durante la irrupción de la pandemia, a finales de 2020, en PlanRadar elaboramos un estudio en el que participaron 3.000 directivos y expertos del sector. Una encuesta que concluía que más de la mitad de los profesionales inmobiliarios y de la construcción –el 58%– apostó por apoyarse en aplicaciones tecnológicas en los primeros meses del coronavirus.

Hoy nos enorgullece afirmar, además, que esa apuesta no solo la respaldan profesionales del sector, sino también inversores institucionales. Una firme confianza que ha permitido que PlanRadar haya cerrado la mayor ronda de financiación de Serie B de una compañía tecnológica B2B en Austria mediante la cual ha levantado 60 millones de euros. Una ronda que nos permitirá cumplir con nuestra hoja de ruta estratégica, orientada a redoblar nuestra expansión internacional y desarrollo tecnológico.

Esta inyección de capital avala nuestro modelo de negocio, la efectividad de nuestra plataforma y nos aporta buenas perspectivas en el sector en España. Nuestra aspiración hoy en este mercado es duplicar este año el número de empleados y de clientes.

Las empresas que cuenten con una dirección ambiciosa y valiente que asuma riesgos y lidere la transformación internamente serán los que antes comiencen a recoger los frutos de la mayor productividad, mejor atracción y retención de talento y diferenciación en el mercado

El camino de la transformación digital del sector en España no está siendo fácil. Este mercado, tradicionalmente muy conservador, parece seguir teniendo resquicios de una cultura del lápiz y papel o de ineficaces mecanismos de comunicación o documentación de proyectos.

Sin embargo, la variable que aún tenemos que dominar en el sector y el catalizador más importante para el cambio digital en las organizaciones debe ser la dirección de la empresa. Las empresas que cuenten con una dirección ambiciosa y valiente que asuma riesgos y lidere la transformación internamente serán los que antes comiencen a recoger los frutos de la mayor productividad, mejor atracción y retención de talento y diferenciación en el mercado. Son estos y los responsables de transformación digital quienes deben liderar y ejercer de agentes de cambio. Y es aquí donde realmente las empresas tienen aún mucho camino que andar.

Las empresas que realmente se quieran tomar en serio el cambio deben contar con responsables de transformación digital que no actúen solamente como agregadores de información o asesores internos pasivos. Deben asumir un papel mucho más ambicioso y verse habilitados por un poder de decisión efectivo y la empresa contar con un sistema de incentivos que alinee a todos hacia la adopción. Estos agentes de cambio deben ser capaces de entender perfectamente los procesos de la empresa, priorizar las áreas de mejora, tener la capacidad de entender las interdependencias y ser capaces de diseñar un nuevo sistema de trabajo a la vez que llevan a los trabajadores usuarios de la mano para asegurar la adopción. Una tarea nada fácil y que requerirá de un talento especial.

Por tanto, las empresas del sector que aún se estén preguntando por qué no han sido capaces de implantar nuevas tecnologías deben pararse a analizar si realmente sus anteriores intentos contaron con los ingredientes necesarios para llevarlo a cabo.

Nuestro firme compromiso desde PlanRadar es convencer a todo el sector de que las soluciones tecnológicas son vías imprescindibles para la productividad y trabajar junto a nuestros clientes para recorrer el camino del cambio juntos.

Estamos convencidos de que este año será muy bueno para la transformación digital del sector gracias al apoyo de expertos, inversores, sociedad y otros stakeholders relevantes que son clave para el cumplimiento de esta hoja de ruta tan ambiciosa como apasionante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.