Javier Illán, presidente de Millenium Hotels Real Estate
Empresas En portada

Millenium comunica a BME Growth que la dimisión de Illán se debió a un conflicto de interés en la compra de una finca

Nuevos datos sobre la salida de Javier Illán, anterior presidente y CEO de  Millenium Investment Partners, quien dimitió de todos sus cargos en la socimi el pasado mes de enero por «pérdida de confianza» del consejo de administración.

Ahora, Millenium ha remitido un comunicado a BME Growth en el que da su versión sobre los motivos de la salida de Illán como presidente, consejero delegado y miembro del consejo de administración de la compañía, informando que se aceptó su dimisión debido a un conflicto de interés en la compra de unos terrenos en Cádiz realizada por la socimi hotelera en 2022 para la realización de un eco-resort de lujo.

La socimi acusa a Illán de no haber comunicado a la compañía esta situación de conflicto de intereses y de no haberse abstenido en la toma de decisión y ejecución de la operación afectada por dicho conflicto. Señalando que estos hechos han salido a la luz como consecuencia del proceso de revisión de la actividad por la auditoría interna de la sociedad.

La socimi explica que adquirió el 11 de noviembre de 2022, por un precio de 12 millones de euros, una finca en El Palmar, Vejer de la Frontera, adquisición que fue comunicada al mercado con fecha de 29 de noviembre de 2022

Y asegura que “ni el Consejo de Administración, ni la Comisión de Auditoría ni tampoco el Comité Ejecutivo Inmobiliario fueron informados al aprobar la operación, de que una entidad íntegramente participada por Illán, denominada Grupo 2 Millenium Investment Partners, S.L. (GMIP) era titular de un préstamo hipotecario sobre la finca.

El comunicado asegura que “GMIP adquirió por un precio de tres millones de euros, mediante escritura otorgada el 28 de octubre de 2020, un préstamo garantizado por hipoteca sobre la finca de El Palmar, que se encontraba impagado y en procedimiento judicial de ejecución” y que el mismo día de la compra por parte de la socimi, y ante el mismo notario ante quien se formalizó la adquisición de la finca de el Palmar por Millenium, dicha empresa, de la que Illán era administrador único, recibió 10 millones de euros como cancelación del préstamo.

La socimi afirma  que “Illán no comunicó el conflicto a la Comisión de Auditoría, por lo que no se pudo proceder a la elaboración por este órgano del informe pertinente sobre la Operación, ni se abstuvo de participar en el proceso de toma de decisión. Tampoco lo reflejó en la declaración de conflictos de interés del año 2022 que suministró a los auditores de la sociedad.

Añadir comentario

Click para añadir comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.