Ismael Clemente (Merlin): “El cambio de usos para los edificios es un tabú en España”

El CEO de Merlin Properties, Ismael Clemente, asegura que las administraciones públicas deben plantearse seriamente cómo introducir la flexibilidad en los planteamientos urbanísticos y los cambios de usos de suelos e inmuebles, “un área vetada, un tabú en España”. El directivo participó ayer en el encuentro GlobalWork in Place Meeting, organizado por la Asociación Española de Oficinas (AEO), que se celebra hasta hoy en Madrid.

“Tenemos una ciudad muy competitiva y ganadora a todos los niveles, en la que se vive mejor que en ningún otro sitio, tenemos talento porque nos lo dan nuestras universidades y escuelas de negocio, tenemos infraestructuras, espacio y un Ayuntamiento que lo facilita todo ello”. La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, que inauguró el Congreso, apostó por que Madrid se convierta “una isla de oportunidades en España,  ya que la capital siempre ha sido un lugar de oportunidades”. En la imagen, Villacís junto al presidente de la AEO Jose María Álvarez.

“La sociedad cambia y los usos también deberían hacerlo para satisfacer las necesidades de sus habitantes”, precisó Ismael Clemente durante su intervención.

En este sentido, el CEO de la mayor socimi cotizada en España argumentó que hay dos enfoques para afrontar el problema de adaptación: “una flexibilidad que depende de nosotros”, en referencia a los espacios de trabajo flexible, que cuentan con servicios muy parecidos a los de los hoteles, mientras que “el segundo depende de las administraciones. En países con administraciones más listas, cooperan con los operadores para facilitar la transformación de los activos, algo que en España es un callejón sin salida”, comentó.

Ismael Clemente demandó más flexibilidad a los promotores y a las Administraciones Públicas para adaptar las oficinas a las nuevas demandas

Al respecto, Clemente citó como ejemplo la reacción del alcalde de Londres cuando se votó el Brexit, quien convocó a empresarios y promotores para redefinir los proyectos inmobiliarios de la ciudad. “En Londres la reconversión de usos es constante y deberíamos aprender de ellos”, aseguró.

En cuanto a la iniciativa privada, puso como ejemplo la adaptación de sus propios inmuebles a las demandas de los inquilinos en Barcelona, como la reducción de los metros cuadrados que destina a plazas de párking para instalar “aparcamientos para bicicletas, puntos de recarga para patinetes eléctricos o, incluso, duchas para la gente que va a trabajar en bicicleta”. Y explicó cómo están trabajando para destinar ese espacio sobrante de parking a hubs logísticos.

Clemente también se refirió a la disonancia existente entre el diseño digital de los edificios y la construcción, “un proceso totalmente manual”, que se solucionará “robotizando la construcción”.

Sobre el nuevo Gobierno

El consejero delegado de Merlin, fuera del encuentro, se mostró tranquilo ante la eventual formación de un nuevo Gobierno de coalición, y descartó que afecte a la compañía una posible subida del tipo impositivo a las socimis, una de las medidas tradicionalmente reivindicadas por Podemos.

Clemente indicó a los periodistas que Merlin no se vería afectada, “dado que distribuye prácticamente todo su beneficio”, por la eventual medida fiscal que, en su caso, podría impactar en alguna de las socimis del MAB o posiblemente frenar el auge de constitución de este tipo de firmas.

En cuanto a la cartera de 26 edificios de oficinas que Merlin ha puesto en venta Clemente confirmó que se trata de edificios en su mayor parte ubicados en las periferias de Madrid y Barcelona, activos que mayormente provienen de la cartera de patrimonio que tenía Metrovacesa, firma con la que se fusionó en 2016, antes de que después también se quedara con los activos terciarios en renta de Testa.

La socimi estima obtener cerca de 200 millones de euros por ellos. Entre los edificios figuran los dos denominados Muntadas, próximos al aeropuerto de El Prat o el parque empresarial Citypark de Cornellá, en el caso de Barcelona, y los complejos Minipark de Alcobendas y El Plantío, en Madrid.

Isla de oportunidades

Por su parte, la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, ha apostado en la inauguración que presidió, acompañada de José María Álvarez, presidente de la AEO (ambos en la imagen),  por que Madrid se convierta “una isla de oportunidades en España, ya que la capital siempre ha sido un lugar de oportunidades”.

“Tenemos una ciudad muy competitiva y ganadora a todos los niveles, en la que se vive mejor que en ningún otro sitio, tenemos talento porque nos lo dan nuestras universidades y escuelas de negocio, tenemos infraestructuras, espacio y un Ayuntamiento que lo facilita todo ello”, argumentó.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.