Grupo Insur decide recortar su dividendo complementario un 25% por “prudencia”

La Junta General de Grupo Insur, celebrada de forma telemática, ha aprobado el pago de un dividendo de 0,32 euros por acción. Grupo Insur satisfizo ya el pasado 15 de enero un dividendo a cuenta de 0,17 euros por acción, por lo que ahora correspondería integrar, según la propuesta del Consejo el próximo 16 de noviembre, un dividendo complementario a razón de 0,15 euros por acción.

Este acuerdo, que se ha adoptado por unanimidad, supone reducir en un 25% el dividendo complementario previsto inicialmente. Según ha explicado el presidente de la compañía, Ricardo Pumar, “pese al relevante resultado obtenido por Grupo Insur en 2020, debemos aprobar la reducción del dividendo acordado por criterios de prudencia”.

Grupo Insur ha obtenido de acuerdo al método de integración proporcional una cifra de negocio consolidada de 105 millones de euros hasta septiembre (+68,3%), un resultado de explotación de 19,7 millones de euros (+134,5%) y un EBITDA de 22,2 millones (+113,5%).

Medidas para mitigar el impacto del Covid-19

Por su parte, el director general de Grupo Insur, Francisco Pumar, ha detallado también las medidas desplegadas por la compañía a fin de minimizar el impacto de la crisis sanitaria entre las que se encuentran aquellas tendentes a proteger a los empleados y colaboradores.

Entre las medidas financieras, Insur ha adoptado la transformación de la financiación de circulante a través de pagarés Marf en financiación bancaria y disposiciones en el ámbito corporativo como el análisis de oportunidades ante el nuevo escenario.

Además, en cada área de negocio se están llevando a cabo acciones en este sentido como la reevaluación de los planes de inversión en la compra de suelo para el negocio de promoción o la reprogramación de capex finales en actividad patrimonial, sin dejar de analizar operaciones para potenciar sus dos actividades principales y crear valor para los accionistas.

La Junta General de Grupo Insur ha autorizado también al Consejo de Administración a la adquisición derivativa de un número máximo de 1,25 millones de acciones propias a un precio mínimo por acción de dos euros y a un máximo de 20 euros, con una duración de cinco años desde la celebración de la Junta General.

El Consejo de Administración podrá aplicar estas acciones, total o parcialmente, a su enajenación o amortización así como a cualquier otra finalidad legalmente permitida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.