Isabel Bajo: “Necesitamos armonizar la normativa municipal y autonómica en las viviendas turísticas”

Entrevista a Isabel Bajo, presidenta de CAFMadrid.-

Isabel Bajo lleva al frente de la presidencia de CAFMadrid desde mayo de este año, una corporación de derecho público cuya finalidad es la agrupación de los administradores de fincas para asuntos referentes a su profesión y la ordenación y disciplina de la actividad. Y no es poco; son 3.600 colegiados en Madrid, el mayor de toda España, con más de 200.000 comunidades de propietarios gestionadas. Según una reciente sentencia del Tribunal Supremo, la denominación administrador de fincas queda reservada a los profesionales colegiados.

Madrileña, ingeniera y perito judicial, Isabel Bajo es administradora de fincas con despacho propio desde 1994.

¿Cómo ven que percibe la sociedad el trabajo colegial? ¿De qué manera pueden contribuir a cambiar o potenciar la imagen?
Los administradores de fincas mantenemos y administramos el patrimonio inmobiliario de Madrid. Somos profesionales multi task. Tenemos que estar al día en un sinfín de materias que conforman por sí solas el grueso del conocimiento de otras carreras y especialidades.

Isabel Bajo: “Nuestro caballo de batalla ahora es la Ley de Propiedad Horizontal; ya es hora de que los políticos tomen la iniciativa de cambiarla de una vez para que se adapte a la realidad del siglo XXI”

El administrador de fincas tiene que saber de administración y de leyes, normativa, inspecciones, industria, pero también de rehabilitación, seguridad, jardinería, gestión de plantillas y de un largo etc. Me gusta decir que los administradores de fincas somos solucionadores de problemas porque así es.

En definitiva nuestra labor consiste en mejorar la calidad de vida de nuestros administrados.

Al ser el último eslabón del sector inmobiliario nuestra labor ha podido quedar un poco descafeinada, pero estamos trabajando para que esta profesión recupere la visibilidad y el reconocimiento que le corresponde. De hecho, todos los demás integrantes de la cadena quieren ir de nuestro brazo. Desde la propia administración hasta los arquitectos, por poner un ejemplo.

¿Cuál es el caballo de batalla en estos momentos, con los cambios legislativos en materia inmobiliaria?
A mí me parece que el administrador de fincas se encuentra siempre en un momento apasionante. No entiendo cuando hay personas que se refieren a nuestra profesión como “tediosa”, porque tiene tantos matices. Es tan rica y variada que resulta imposible aburrirse.

Nuestro caballo de batalla ahora es la Ley de Propiedad Horizontal. La actual data de los años 60. Se trata de una ley llena de parches y ya es hora de que los políticos tomen la iniciativa de cambiarla de una vez por todas para que se adapte a la realidad del siglo XXI. Hay muchas cosas anacrónicas.

Cabe recordar que los administradores de fincas fuimos el primer colectivo en democracia en propiciar una iniciativa legislativa popular. Recogimos más de un millón de firmas para solucionar el problema de los impagados en las comunidades de propietarios.

La nueva Ley de Propiedad Horizontal que también reclama el Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas del que soy vicepresidenta, debería de ser mucho más minuciosa.

Recoger y detallar los acuerdos por mayorías, facilitar el acceso del colectivo a las nuevas tecnologías como: asistencia juntas por videoconferencia o voto electrónico y adaptarse a la realidad del siglo XXI en materia de construcción, energía y consumo.

¿Y cuáles son los asuntos más urgentes sobre los que posicionarse?
Insistimos en que el más urgente de todos es la redacción de una nueva Ley de Propiedad Horizontal. Pero además necesitamos una armonización de la normativa municipal y autonómica en materia de las viviendas de uso turístico.

Tan cliente mío es un propietario que destina su inmueble para uso turístico, como el que reside en él. Pero es el residente es el que da vida a las ciudades. El turismo es una parte importante de la vida económica de una ciudad, pero no puede poner en riesgo la propia idiosincrasia de la misma.

Otro de los aspectos urgentes es lograr una mayor interlocución con el Ministerio de Industria. Estamos fritos a inspecciones. Y ni las propias empresas habilitadas para ello por la Comunidad de Madrid saben cómo abordar muchos de sus requerimientos.

Además queremos lograr una mayor participación en las comisiones de trabajo público-privadas sobre temas de responsabilidad. El desarrollo de edificios con consumo energético casi nulo tiene que ver mucho con los administradores de fincas.

En Madrid, el parque más importante de edificios es el que está construido antes de 2006 y es sobre estos edificios, sobre los que hay que actuar porque, en su mayoría, tienen unas pérdidas de energía enormes. Muchas fachadas no tienen ni siquiera aislamiento.

Buena parte de las emisiones contaminantes de las ciudades vienen de los edificios de residentes. La rehabilitación energética es cara pero imprescindible. La Agenda 20-30 nos afecta de lleno a todos los administradores de fincas ya que nuestra labor contribuye de manera decisiva a la sostenibilidad de las ciudades.

Como presidenta de CAFMadrid, ¿qué objetivos se han conseguido y qué línea de actuación le gustaría mantener?
Yo soy una persona abierta y quiero un colegio abierto a todos a nivel interno y también a la sociedad. Acabamos de recibir el certificado ISO que otorga AENOR y Madrid Excelente como reconocimiento al trabajo duro de estos nueve meses para ponernos a nivel en materia de procedimientos, cambiándolos y modernizándolos según las exigencias de estas dos certificadoras tan exigentes. Ambos sellos son para nosotros el estandarte y también el compromiso de una mejora constante. De esta forma hemos sentado las bases para crecer.

Por otra parte, juntos podemos más; la unión te facilita el trabajo. En este sentido hemos actualizado el Escritorio CAFMadrid recogiendo todas las ordenanzas municipales de los municipios principales de Madrid y lo vamos a conectar con las sedes electrónicas de los distintos ayuntamientos de la Comunidad de Madrid.

También hemos profesionalizado las comisiones de trabajo abriéndolas a la participación de un mayor número de miembros, con un alto nivel de implicación en todas las áreas lo que sin duda redunda en beneficios para todos.

Ahora, por ejemplo, estamos tratando con la administración para que tenga en cuenta nuestro punto de vista en materia de subvenciones donde muchas veces los tiempos establecidos las hacen inviables y, por otra parte, llamar su atención sobre la normativa en materia de instalaciones fotovoltaicas en edificios.

El 60% de los edificios en los que se pueden realizar este tipo de instalaciones son comunidades de propietarios. Sin embargo, las condiciones impuestas para la aprobación de las mismas en las comunidades de propietarios las hacen inviables porque necesitan ser aprobadas por una mayoría de 1/3 y la administración no sabe que es más fácil lograr una mayoría de 3/5 que de 1/3.

Isabel Bajo: “El propio mercado debe regular el precio del alquiler, y que el importe de las rentas sea determinado por la ley de la oferta y la demanda”

En su opinión, ¿cuál es el momento presente del sector inmobiliario, y qué perspectivas presenta?
El nuevo ciclo lleva una corriente ascendente principalmente sensible en el entorno de las grandes ciudades. Nuestro trabajo en el sector, tanto cuando vienen bien como mal dadas, es gestionar, administrar y mantener en buen estado el parque de edificios de Madrid y favorecer la convivencia entre los vecinos.

Para el 90% del común de los mortales en España, la mayor inversión que hacen en su vida es una vivienda. Por eso, la vivienda tanto en momentos álgidos como bajos del mercado inmobiliario, es un bien tan preciado. Es el lugar donde crecer nuestros hijos, donde hacen sus primeros amigos. Donde nosotros también hacemos nuevas amistades y establecemos una convivencia vecinal.

Por eso, regular bien todo esto es tan importante, con independencia del momento del ciclo que vive el sector inmobiliario.

¿Cuál es la posición de CAFMadrid ante la nueva ley del alquiler de vivienda y la nueva Ley Hipotecaria, que introducen cambios también para su colectivo?
En lo que se refiere a la nueva ley del alquiler, sigue preocupando la regulación establecida para intentar solucionar el grave problema de los pisos turísticos. Y es que, las comunidades de propietarios no son las que tienen que prohibir esta actividad, como establece la LAU, sino que su potestad debe residir en autorizar su uso.

En este sentido, como decía antes, se debe buscar una norma estatal en materia de vivienda turística que armonice las distintas regulaciones locales y autonómicas.

Creemos, además, que es el propio mercado inmobiliario el que debe regular el precio del alquiler, y que el importe de las rentas sea determinado por la ley de la oferta y la demanda. Y no la nueva LAU permitiendo que las distintas CCAA creen índices de referencias.

En estos momentos existe un galimatías normativo en materia de alquiler dependiendo de la ley vigente en la fecha de su firma, y se da la paradoja de tener que gestionar contratos muy diversos en la misma comunidad de propietarios. Como ejemplo, pueden coexistir tipos de contratos referenciados a siete normativas distintas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.