Slim, el empresario mexicano, sigue tomando posiciones en el inmobiliario español: compra un 3% de Metrovacesa

Carlos Slim, que desde 2015 controla Realia, se atreve ahora con Metrovacesa después de que hace un mes se conociera su desembarco en la inmobiliaria Quabit, en la que también adquirió como ahora un 3%.

Con esta nueva inversión, Slim refuerza su apuesta por el sector de la construcción y venta de viviendas en España, dado que, además de Realia, también controla FCC, grupo que cuenta asimismo con actividad en el sector inmobiliario.

Carlos Slim ha hecho una clara apuesta por compañías con un componente claramente residencial, que además contemplan en mayor o menor medida, entrar en el negocio de vivienda en alquiler

En concreto, en Metrovacesa, Slim ha adquirido de forma directa y a través su sociedad inversora Carso un paquete de 4,62 millones de acciones de la compañía, representativos del 3,046% de su capital, según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En el caso de Metrovacesa, la firma cuenta con Santander y BBVA como sus dos accionistas de referencia, dado que controlan el 49,3% y 20,8%, respectivamente, de su capital, en el que también figuran varios inversores institucionales extranjeros como Schroders, con un 4,9%, y Julius Baer, con otro 4,7%.

En cuanto a Quabit, Abánades controla el 20,3% de su accionariado, en el que también está Francisco García Paramés, a través de su gestora Cobas, con el 3,08%, y varios fondos internacionales.

Inmobiliarias con negocio residencial

Carlos Slim ha hecho con estos movimientos una clara apuesta por compañías con un componente claramente residencial, que además contemplan en mayor o menor medida, entrar en el negocio de vivienda en alquiler.

Metrovacesa contaba al cierre del tercer trimestre de 2019 con 121 promociones en distintas fases de desarrollo que sumaban 7.340 viviendas, de las que 57 promociones (3.388 viviendas) estaban en construcción.

En los nueve primeros meses del pasado año, la firma entregó y, por lo tanto, facturó 131 pisos de los alrededor de 600 de los que confía haber entregado las llaves en todo el año 2019. Asimismo, comprometió la venta de otros 1.104, más del doble (+129%) que en igual periodo del año precedente.

En cuanto a Quabit, desarrolla un plan de negocio con el que prevé entregar entre 2.600 y 2.800 viviendas anuales a partir de 2022, superar los 600 millones de euros de facturación y los 70 millones de Ebitda, y que también pasa por promover vivienda en alquiler.

Con su entrada en Realia, apostó por una promotora que también volvió a promover viviendas tras la crisis y actualmente trabaja en poner en marcha una filial de viviendas de alquiler. Realia cuenta además con una división de patrimonio integrada por una cartera de edificios de oficinas y centros comerciales repartidos por Madrid y Barcelona, entre los que figura una de las torres Kio de la Plaza de Castilla de Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.