El Corte Inglés crea una filial logística para competir con los gigantes del sector

El Corte Inglés da un nuevo paso en la diversificación de su negocio y se lanza a competir en el sector de la logística y el transporte con gigantes como DHL o FedEx. El grupo de grandes almacenes ha constituido Logística Avanzada, una nueva filial con la que prestará servicios logísticos a terceros dentro y fuera de España.

Dotada con un capital social de 60.000 euros, la nueva sociedad tiene como único administrador a Óscar Fernández del Llano, director financiero de la cadena, aunque la iniciativa también ha contado con una gran implicación por parte de Javier Catena, responsable del área inmobiliaria.  

La nueva sociedad está dotada con un capital social de 60.000 euros y será dirigida por Óscar Fernández del Llano

Según ha publicado la compañía en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme), Logística Avanzada tiene por objeto social “la actividad de transporte de todo tipo de mercancías, por territorio nacional o extranjero y por cualquier medio; y la actividad logística, incluyendo el almacenaje, la distribución y la entrega en destino y agencia y servicio de mediación de transportes”, para lo que utilizará toda la estructura logística de El Corte Inglés.

Un nuevo modelo de negocio

En la pasada junta de accionistas, celebrada hace apenas un mes, la presidenta del gigante del comercio, Marta Álvarez, desgranó el futuro de la cadena, cuyos pasos más inmediatos pasaban por culminar esta división. También avanzó estar trabajando en otros proyectos, como el lanzamiento de una nueva operadora de móvil y fibra que combinará la oferta de tecnología con los servicios de telecomunicaciones en el entorno del hogar inteligente; la comercialización de energía, un proyecto que se lanzará en este ejercicio; o el desarrollo de servicios integrales entre los que se encuentran seguridad, limpieza y alarmas para el hogar.

Y es que el objetivo final que persigue la compañía con esta “transformación” es pasar de ser un distribuidor a convertirse en “un auténtico ecosistema de servicios orientado a facilitar, de forma integral, la vida de nuestros clientes”. Un nuevo modelo de negocio que -según Álvarez– “ofrecerá más prestaciones, aportará más valor y ayudará al crecimiento del grupo”.

El Corte Inglés cerró el ejercicio 2020 con unas pérdidas de casi 3.000 millones de euros, debido a las provisiones llevadas a cabo en el año de la pandemia, y registró una cifra de negocio consolidada de 10.432 millones, un 31,6% menos que en 2019. El nuevo plan estratégico de la empresa pretende acelerar la digitalización del grupo, duplicar el resultado bruto de explotación (ebitda), reducir un 60% la deuda y elevar el peso de la venta online hasta el 30% en cinco años. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.