Colonial reduce a dos millones de euros su beneficio en 2020

Colonial ha presentado hoy sus resultados de 2020 con un beneficio neto de dos millones de euros, frente a los 827 millones de euros de 2019, debido a la menor revalorización de su cartera, y la venta de activos, así como otros impactos no recurrentes y las políticas de gestión de riesgos, según ha informado la compañía.

Unos resultados en los que destaca también un descenso del 3% en los ingresos por rentas, que cayeron desde los 352 millones hasta los 340 millones de euros, principalmente debido a las desinversiones de activos no estratégicos. En términos comparables, es decir, ajustando inversiones, desinversiones y variaciones en la cartera de proyectos y rehabilitaciones y otros extraordinarios, los ingresos por rentas han corregido únicamente en un 1%, situándose en línea con el año anterior.

Los ingresos por rentas de la socimi han caído un 3%, principalmente debido a las desinversiones de activos no estratégicos

También, el resultado neto recurrente -el relacionado directamente con el negocio, sin contar con las provisiones ni las minusvaloraciones de inmuebles- cayó únicamente un 1%, quedándose en 138 millones de euros, en línea con el año anterior. “Estamos satisfechos de presentar unos beneficios recurrentes en línea con 2019 a pesar del impacto de la pandemia en la economía a nivel global”, ha afirmado Juan José Brugera, presidente de Colonial.

El portfolio de inmuebles (ubicados en Madrid, Barcelona y París y destinados fundamentalmente como oficinas), cerró el año con una tasación de 12.020 millones, frente a los 12.190 millones del año anterior. La cartera de París se revalorizó un 4%, pero sin embargo la de Barcelona y Madrid perdieron un 3% de su precio, lo que ha provocado un impacto negativo de 75 millones de euros.

Y es que en 2020 y a inicios de 2021 Colonial vendió activos por más de 617 millones de euros, con una prima del 11% respecto a la valoración de sus activos realizada antes de la pandemia y que le permitió reducir en 400 millones de euros la deuda neta, aunque también mermó ligeramente los ingresos por rentas, al contar con menos activos en su cartera.

Pere Viñolas, consejero delegado de Colonial, ha señalado que: “los activos prime ubicados en CBD han demostrado de nuevo una mayor resiliencia y estabilidad que otros activos ubicados en zonas secundarias y otros segmentos del inmobiliario”.

El impacto en la cuenta de resultados de las negociaciones con los inquilinos ha sido de seis millones de euros

Colonial señala que, a pesar de la crisis, en Barcelona se han firmado rentas un 6% superiores a las rentas de mercado de diciembre de 2019, en la cartera de París, el incremento respecto de la renta de mercado ha sido del 9% y en la cartera del Madrid de un 2%.

Respecto a las negociaciones de renta con los inquilinos especialmente afectados por la crisis sanitaria, la compañía ha señalado que “el 41% de los clientes de Colonial han mantenido conversaciones con el equipo comercial, habiéndose cerrado a fecha actual la totalidad de las negociaciones en la cartera en relación con la primera y la segunda ola”. El impacto en la cuenta de resultados de dichos acuerdos ha sido de seis millones de euros.

“Hemos dejado de ingresar el 4,5% de los ingresos presupuestados al principio de año por este tipo de negociaciones, pero entendemos que nuestros clientes son a largo plazo y, en la mayoría de los casos, esa bonificación ha ido acompañada de un alargamiento de contrato”, ha señalado Vinyoles.

La desocupación total del Grupo Colonial a cierre del ejercicio 2020 se sitúa en un 4,8%, ratio en línea con el de los últimos trimestres, aunque por encima del ratio de hace un año. Destaca la mejora de desocupación en el portafolio de oficinas de Madrid, alcanzando un 3%.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.