Empresas Noticias

Arranca el proyecto de Metrovacesa en la antigua fábrica de Clesa

Arranca el proyecto de Metrovacesa en la Avenida Cardenal Herrera Oria en Madrid, junto a la antigua fábrica Clesa.  Un proyecto, bautizado como Oria Innovation Campus, y para el que la promotora ha firmado ya acuerdos con Vita Group para desarrollar dos de los cuatro edificios que componen el complejo.

Por una parte, la compañía informa que ha ampliado su acuerdo con el Grupo Vita, especialista en regeneración urbana, para el desarrollo de un edificio de Living, que contará con 519 habitaciones con todos los servicios, como zona coworking, sala de juegos, piscina, etc. distribuidos en un total de 22.000 m2. El inicio de obras está previsto para el primer semestre de 2024 y su entrega para 2026, cuando Vita Group será el operador y propietario del edificio. Desde Metrovacesa explican que este edificio residencial estará dirigido a pacientes con tratamientos de larga duración del Hospital Ramón y Cajal, así como a sus familiares.

Vita Group firma un segundo acuerdo con Metrovacesa para un edificio de Living dirigido a los pacientes con tratamientos de larga duración del Hospital Ramón y Cajal

Paralelamente, la promotora anuncia que la residencia de estudiantes, el primer proyecto conjunto firmado con anterioridad entre Metrovacesa y Vita Group, inicia ahora su construcción y estará finalizada en 2026. El inmueble, un edificio de 14 plantas con un total de 20.100 m2, contará con un total de 588 estudios totalmente equipados y amplias zonas comunes con piscina, gimnasio o amplios salones. Una vez finalizado, Vita Group adquirirá la plena propiedad del edificio a la promotora.

Estos dos proyectos marcan el arranque del proyecto Oria Innovation Campus, un complejo que constará de cuatro edificios y un total de 89.000 m2, con una inversión prevista de más de 300 millones de euros, y ubicado junto a la antigua fábrica de Clesa en Madrid

Ambos edificios, situados en la avenida Cardenal Herrera Oria, junto a la antigua fábrica Clesa, contarán con muy buenas conexiones de transporte público, incluyendo una estación de tren en la puerta, a una sola parada en cercanías del intercambiador de transportes de Chamartín.

Además de los dos edificios de Vita, el complejo constará de otros dos edificios destinados a oficinas que suman más de 46.000 m2 (Oria Vision y Oria Terra), para los cuales Metrovacesa continúa explorando alternativas con potenciales inversores y/o inquilinos.

Metrovacesa explica que «Oria Innovation Campus busca ser un espacio de referencia en materia de eficiencia energética y de regeneración urbana de una zona que llevaba años en desuso, impulsando un nuevo polo de actividad económica». Contará con edificios de última generación, alta calidad y eficientes, que alcanzarán, como mínimo, la calificación BREEAM ‘Muy buena’. El 50% de las zonas comunes del complejo estarán destinadas a zonas verdes. Asimismo, dispondrá de 1.200 plazas de aparcamiento dentro del master plan, totalmente vigiladas, con una zona dedicada al car sharing y más de 350 plazas preparadas para cargar vehículos eléctricos.