Eduardo Ceballos: “Hay muchos futuros, pero todos pasan por que los centros comerciales vuelvan a ser un punto de encuentro”

Entrevista a Eduardo Ceballos, presidente de la Asociación Española de Centros y Parques Comerciales.-

 

En el año en que se celebra el 40º Aniversario de la AECC, Eduardo Ceballos anuncia que seguirán insistiendo en reclamar la apertura de los centros comerciales todos los domingos y festivos hasta 2022, una medida de “coste cero” para la Administración que contribuiría a la recuperación de un sector duramente golpeado por la crisis sanitaria. Destaca que el presente de los centros pasa por garantizar la seguridad y transmitir confianza; y el futuro, por volver a ser lo que eran: un punto de encuentro.

Eduardo Ceballos, presidente de asociación que lleva 40 años representado los intereses de los 568 centros y parques comerciales que hay en España, explica en esta entrevista cómo está reaccionando el sector en un año tan complicado, con una reapertura que no ha sido tan lenta como se temía dadas las ganas que tenía el consumidor de volver. Señala que -aunque el consumo de las familias se ha retraído y hay menos clientes- durante el verano subió el gasto medio en cada visita.

La AECC cumple su 40 aniversario representado los intereses de los 568 centros y parques comerciales que hay en España

Apunta que están funcionando mejor los formatos grandes, urbanos y que no dependen del turismo, especialmente gracias a la ventas de alimentación y de todo lo que tiene que ver con el equipamiento de la vivienda y el teletrabajo.

En este escenario difícil, dice estar satisfecho por la reacción de un sector que se ha autorregulado a la hora de alcanzar acuerdos con los inquilinos para evitar el cierre de sus locales y también para garantizar la seguridad. Y anuncia que la asociación seguirá insistiendo en reclamar al Gobierno medidas concretas para la supervivencia y reactivación de un sector del que dependen más de 730.000 empleos.

¿Cómo definiría la situación actual del sector a raíz de la pandemia de Covid-19?
La mayor complicación es que es difícil predecir el futuro cercano. El sector vivió un cierre del cien por cien en marzo, pero de hecho todos los centros permanecieron abiertos para distribuir productos esenciales, lo que les permitió ir testando en aquellos meses todos los protocolos de higiene y seguridad antes de que comenzara el desconfinamiento por fases.

Respecto a la reapertura, aunque no podemos hablar de optimismo, no fue tan lenta como se temía porque había ganas de volver a los centros comerciales, aunque las ventas en julio y agosto ha sido más bajas en todo el comercio y el periodo de rebajas tiene números peores que en años anteriores.

¿Disponen de datos sobre la reactivación del sector? ¿Cuál es la evolución de las afluencias y ventas desde marzo hasta hoy?
Debido a que hay mucha dispersión de resultados en función de las zonas geográficas y de la tipología de los centros, así como de su mayor dependencia o no del turismo, desde la asociación no podemos todavía dar cifras concretas de ventas y afluencias, pero de manera general se puede decir que los formatos más grandes están resolviendo mejor. Así como los urbanos y los que dependen menos del turismo.

Aunque hay menos afluencia en los centros comerciales, por la reducción de aforo, el gasto medio que hace cada cliente es más alto, pese a que el tiempo de visita es inferior

Respecto a las ventas, junto a la alimentación, están funcionando mejor la de los productos que están relacionados con el equipamiento de la vivienda y el teletrabajo (decoración, bricolaje, mobiliario, electrónica, electrodomésticos…), por lo que se defienden mejor aquellos centros que tienen anclas o locomotoras que ofrecen estos productos. Mientras que los operadores de moda, ocio y restauración se están resintiendo más por los efectos de la pandemia.

Además, ha aumentado la conversión. Es decir, aunque hay menos clientes, por la reducción de aforo, el gasto medio que hace cada cliente es más alto, a pesar de que el tiempo de visita es inferior.

¿Han recibido alguna respuesta por parte del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo a las medidas que desde la AECC le hicieron llegar en abril?
Ha habido una interlocución y se han producido avances en las cuestiones generales como los ERTE o ayudas a pymes y autónomos, pero ninguna sobre las propuestas concretas que hizo la asociación (prórrogas fiscales a arrendadores y arrendatarios, reducción de los tipos de IVA aplicables a los establecimientos físicos, etc.), por lo que no vamos a rendirnos, dado que el comercio es uno de los grandes damnificados de esta crisis tras el turismo.

Seguiremos insistiendo en nuestra propuesta de más flexibilidad de horarios y la apertura de todos los domingos y festivos hasta 2022, una medida que tiene coste cero para la Administración.

Además, consideramos que cualquier medida que facilite la distribución de las visitas a lo largo de todos los días de la semana, también puede ser positiva para ayudar en la limitación de aforos y en mantener la distancia de seguridad.

Las relaciones entre retailers y centros comerciales son vitales para esta recuperación. ¿Cómo valoraría la negociación que se está haciendo con los inquilinos y cuáles son las medidas que más se están utilizando?
Como asociación valoramos positivamente el esfuerzo realizado, dado que el fenómeno de negociación ha sido muy intenso y rápido al tratarse de un sector que está muy acostumbrado a autorregularse, por lo que en julio el 75% de los acuerdos ya estaba cerrado.

Seguiremos insistiendo en nuestra propuesta de más flexibilidad de horarios y la apertura de todos los domingos y festivos hasta 2022, una medida con coste cero para la Administración

Cada centro es diferente y cada parte debe defender sus intereses legítimos, por lo que las fórmulas que ha utilizado cada operador para no perder sus inquilinos son distintas: bonificaciones totales y parciales, rentas variables que dependen de las ventas, aplazamientos de pagos, variaciones en las duraciones de los contratos y diferentes ayudas. Una serie de opciones que parecen haber dado sus frutos, porque de momento los retailers que han parado su actividad han sido pocos.

¿Han pensado en la posibilidad de que la AECC cree un sello que certifique la seguridad de los centros frente al Covid-19 de cara a aumentar la confianza del consumidor?
Lo estuvimos valorando, pero no se pudo hacer por una cuestión de rapidez, aunque todo el sector está muy concienciado y los clientes lo entienden así. Muchos centros comerciales cuentan con protocolos en materia de seguridad e higiene certificados por empresas especializadas.

Además, hay que recordar que para la reapertura, y solo para implementar medidas higiénicas, sanitarias y de señalización en las zonas comunes, el sector ha invertido más de 30 millones de euros, a los que hay que sumar gastos como los que ha hecho cada tienda, las limpiezas intensivas…

De las aperturas y ampliaciones que la AECC tenía contabilizadas para el periodo 2020-2021 ¿cuáles se van a cumplir?
Los proyectos lógicamente se han visto retrasados por las restricciones del estado de alarma, pero por la información que han facilitado los promotores este mes abrirían sus puertas WAY Dos Hermanas, La Torre Outlet Zaragoza y Alcora Plaza, mientras que a finales de diciembre se prevé que se inaugure Bahía Real.

A estos nuevos metros hay que sumar los de McArthurGlen Designer Outlet Málaga, cuya inauguración estaba prevista para octubre de 2019, pero se realizó en febrero de este año.

¿Cuáles son las herramientas que pueden ayudar al sector a recuperarse?
La principal herramienta es gestionar bien. El sector está muy centrado en la seguridad y en transmitir confianza, tratando de equilibrar costes para conjugar la situación sanitaria con la económica, con objeto de mantener la actividad, el empleo y el buen nombre de la marca.

Por otra parte, la onmicalidad va a seguir creciendo, y cada vez va a haber más digitalización para mantener contacto con el cliente esté o no en el centro comercial. Las tiendas físicas se vuelven más digitales y las digitales más físicas, como demuestra el hecho de que cada vez más operadores online abren tiendas físicas, como Hawkers o la plataforma de comercio electrónico Alibaba, que abrió su primera tienda física en España en Xanadú.

La sociedad es un poco más digital y los centros comerciales son más digitales, pero pensamos que los centros volverán a ser un punto de encuentro. Hay muchos futuros, pero todos pasan por un sector de centros comerciales al que regrese la parte experiencial y sean de un nuevo un punto de ocio, para estar con la familia y los amigos.

 

Más información en la revista inmobiliaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.