Actualidad En portada Retail

«Cualquier centro comercial que no se renueve, evolucione, adapte o cambie está muerto»

Entrevista a Juan Merino, managing director de IDEA.

Renovarse o morir. Este es el lema que está detrás del éxito de IDEA, consultora especializada en centros comerciales. Su fundador y director, Juan Merino, explica que la innovación y la necesidad de adaptarse a las nuevas exigencias de los consumidores son vitales para que el retail físico sobreviva al auge del comercio online. Un reto para el que la compañía aporta experiencia, una forma diferente de pensar y un equipo humano “excepcional”.

Nos encontramos delante de uno de los comercializadores más prestigiosos que sobrevive en la industria de los centros y parques comerciales, pero ¿cómo fueron sus inicios hasta la creación posterior de su propia compañía?

Los inicios de IDEA fueron una mezcla apasionante de claroscuros. La parte clara venía por la idea meridiana, rumiada durante varios años, de crear una empresa boutique especializada solo en centros comerciales y aplicar al sector el know how promotor de 16 años en Riofisa. La parte oscura venía porque todavía no habíamos salido de la crisis de 2008. Pero yo sabía que había una oportunidad. De hecho, como anécdota, el mismo día que por la mañana me despedí del equipo de Riofisa, estaba en el notario por la tarde escriturando IDEA.

La realidad me dio la razón. La experiencia en una promotora tan potente nos dio la capacidad para entrar en el mercado con fuerza y el primer mes ya estábamos trabajando con Metrovacesa en un estudio muy profundo de su portfolio de centros comerciales, y posteriormente la comercialización de La Fira en Reus.

“A pesar de las noticias apocalípticas sobre la muerte del retail físico, el online está para complementar, nunca para sustituir. Hay muchas experiencias en un centro comercial que no puedes obtener con el ratón”

Desde entonces ya ha llovido bastante y hoy, para IDEA, con sus más de 50 centros comercializados en su expertise, parece que la comercialización al 100% de todos sus proyectos no tiene secretos, pero seguro que los tiene…

Muchas gracias, pero 50 centros es en toda mi carrera. ¡En IDEA son algunos menos, jajaja! Reconozco que una de las claves es haber tenido la oportunidad de trabajar en una gran empresa promotora como fue Riofisa. Ahí aprendí muchos de los secretos de la promoción y muy en concreto la capacidad de ver y crear un plano de planta sin zonas frías. A partir de este know how adquirido, diría que las claves han sido tres. La primera, es la ilusión, el trabajo duro, la involucración. Evidentemente, la capacidad de trabajar, ilusionarte e involucrarte es mayor cuando lo estás haciéndolo para cumplir tu sueño que, en mi caso, era montar mi empresa. La segunda, es aplicar siempre que se pueda la innovación, salir de la zona de confort, pensar de manera diferente, esta es, por ejemplo, la fuerza que nos movió mientras conceptualizábamos y comercializábamos para Merlin Properties, X-Madrid. La tercera es el equipo. He tenido, y tengo, la suerte de contar con un grupo humano excepcional, con una enorme valía humana y profesional.

En estas fechas es hora de hacer balance, ¿cuáles son los dos centros que bajo su comercialización han abierto sus puertas este año y cuáles son sus principales atractivos?

Los dos centros que hemos inaugurado este año son Skypark en Valdebebas para Hines y LaFinca Grand Café en Pozuelo para el Grupo LaFinca y ambos se han inaugurado con el 100% de los locales comercializados.

En el caso de Skypark, la clave ha sido encontrar los operadores que maximicen el valor del edificio donde se encuentran, al ser un build to rent de 400 apartamentos. En este sentido, se consiguió firmar con operadores como HM Hospitales, ALDI, Santa Gloria, Madrigal, VIPS, 80 Grados, The Fitzgerald, etc.

En el caso de LaFinca Grand Café, donde hemos estado trabajando más de seis años, el reto fue, y se ha conseguido, crear un concepto y comercializarlo con marcas que hagan del mismo un destino, no solo para los usos cotidianos de la población más cercana, si no convertirlo en un hub gastronómico de primer nivel con capacidad de atracción para todo Madrid. En este sentido, restaurantes como Lobito De Mar, de Dani García; Indochina y Tottori, del Grupo China Crown; Mena, de Lew Brand; Finca Bandida; Noveccento, de Pont Ventures; Leonardo, Ramest The Brunch; Calecho, del Grupo Papúa o El Gran Asador Lecanda, del Grupo Pimiento Verde, aseguran una potente oferta de calidad para atraer a clientes de todo Madrid. Por supuesto, la guinda del pastel la pondrá el único restaurante tres estrellas Michelín de Madrid: Diverxo, del nuevamente galardonado como mejor cocinero del mundo, Dabiz Muñoz, que abrirá en 2024 en el campo de golf junto a LaFinca Grand Café.

También le hemos visto en el reciente Congreso de la AECC formar parte del equipo que presentó Infinity, ¿cómo lleva la comercialización y qué sorpresa nos ofrecerá uno de los centros comerciales más grandes del país que se está construyendo en Valencia?

En Infinity llevamos dos años y medio trabajando codo con codo con Aq Acentor, y podemos decir que tenemos ya el 55% de la SBA firmada.

Para el equipo de Infinity, la marcha excepcional de la comercialización no es una sorpresa ya que de los 15 centros comerciales dominantes que hay en España, es decir, aquellos por encima de 90.000 m2 de SBA y 200 locales, ninguno tiene los tres factores claves para el éxito, tan potentes y claros como Infinity: tamaño, cercanía a la ciudad y accesos y visibilidad al estar en el cruce de dos grandes autovías (V30 y V31). Hoy en día, la experiencia ya es un “must” y la clave sigue siendo: location, location, location.

Infinity lo tendrá todo, es imposible resumir las sorpresas que ofrecerá. Para mí la gran sorpresa será cuando se compruebe que Infinity será un “top five” en España.

“Los centros comerciales viven un momento ilusionante porque se constata que el trabajo que se ha hecho en el sector es apreciado por el público y porque queda bastante por hacer: reformar, adaptarse a las tendencias, introducir más ocio, modernizar…”

Los centros y los parques comerciales parecen haber recuperado tanto las visitas como las compras prepandemia, ¿cómo valora usted el ciclo que está viviendo la industria?

Los adjetivos que mejor resumen lo que yo pienso sobre el ciclo que estamos viviendo son “ilusionante y confirmatorio”. Ilusionante, porque se constata que el trabajo que se ha hecho en el sector es apreciado por el público y porque queda bastante por hacer, reformar, adaptarse a las tendencias, introducir más ocio, modernizar, etc. Confirmatorio, porque muchos creíamos, a pesar de las noticias apocalípticas sobre la muerte del retail físico, que el online está para complementar, nunca para sustituir. Hay muchas experiencias en un centro comercial que no puedes obtener con el ratón.

¿Qué nos puede decir de la llegada también de los nuevos operadores y de las nuevas formas de consumir por parte de los usuarios?

Que es una bendición. Sin nuevas tendencias, sin nuevos operadores, estaríamos muertos. Cualquier centro comercial que no se renueve, evolucione, adapte y cambie está muerto.

Finalmente, en sus últimas declaraciones usted defiende una idea que parece muy disruptiva, ¿cuáles a juicio son las razones que justifican un buen dimensionamiento de la restauración en los centros comerciales?

Lo que yo vengo diciendo desde hace tiempo es que en el sector tenemos una asignatura suspensa y un trabajo pendiente, que es la restauración. El f&b está viviendo hoy en día un boom sin precedentes. Antes era impensable tener reality shows de cocina en TV o chefs influencers o el turismo gastronómico que hay hoy en día. La cantidad de restaurantes nuevos con conceptos brutales y exitosos que abren cada semana o los grupos internacionales de restauración que vienen a empezar en nuestro país es el reflejo de un sector que está en plena revolución y con una capacidad de atracción cada vez mayor. Y esto no lo estamos aprovechando en los centros comerciales. En España nadie va a un centro comercial por un restaurante u otro. Vas a tu centro, el que tienes cerca o el que tiene las marcas que tú quieres, y una vez allí, comes en un restaurante u otro. Esto no pasa en otros países, donde además tienen una cultura gastronómica más pobre que la española. Es verdad que este trabajo ya se empieza a ver en algunos casos, como es el caso claro de Caleido, pero tenemos que favorecer la creación de nuevos conceptos y potenciarlos en nuestros centros, ya que fuera de ellos este movimiento está en marcha.

Tags

Añadir comentario

Click para añadir comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.