Mercados Noticias

Nido Living abre su primer centro ‘flex living’ en Valencia con 253 camas

Nido Living, operador internacional y gestor de residencias de estudiantes y flex living, presenta su primer centro en Valencia con 253 camas. Este nuevo complejo, dirigido especialmente a universitarios, ya está disponible para reservar de cara al curso 2024-2025. Nido Malvarrosa es el tercer proyecto de la compañía en España, y se suma a las dos residencias de estudiantes ya activas en Sevilla y Madrid. 

Este nuevo espacio abrirá sus puertas en septiembre para el inicio del próximo curso académico y pretende suplir la creciente demanda de alojamiento estudiantil en la ciudad. Según un informe de JLL, la oferta de plazas en las residencias de estudiantes de Valencia es de una por cada 28 alumnos, lo que supone la mitad respecto a la media española. “Valencia recibe anualmente alrededor de 27.000 alumnos de otras provincias españolas y cinco mil del programa Eramus, situándose como uno de los destinos preferidos por los universitarios españoles y europeos”, explica Darren Gardner, CEO de Nido Living.

El complejo se ubica en los alrededores de las universidades públicas de Valencia: a tres minutos andando de la Universitat Politècnica de Valènica (UPV) y a diez minutos de la Universitat de València (UV). Está a 700 metros de distancia de la playa de Malvarrosa y a treinta minutos del centro de la ciudad. “La ubicación es el segundo criterio más importante para los estudiantes a la hora de elegir alojamiento, solo por detrás de la calidad del mismo. Por eso, hemos situado el centro estratégicamente al lado de las dos universidades más importantes de Valencia”, añade Juliana Petrikova, Head of Operations en Europa de Nido Living.

El edificio cuenta con 253 plazas distribuidas en seis plantas. Todos los dormitorios son privados, ya sean en formato habitación o estudio, y cuentan con una cama amplia, un largo escritorio con silla de oficina, televisión, conexión a Internet, cuarto de baño privado completo y un gran armario. Las habitaciones disponen de cocina compartida con placas de inducción y hornos, microondas, lavavajillas y fregaderos. Por su parte, los estudios tienen cocina integrada y privada, incluyendo una placa de inducción, extractor, un horno microondas y frigorífico con congelador, además de una barra de desayuno.

“En un sector como este, cumplir con los estándares no es suficiente. La mayoría de los centros son tan buenos como los demás, por eso buscamos diferenciarnos ofreciendo un servicio rápido y zonas comunes de calidad. Tenemos un programa de eventos durante todo el año para construir comunidad y una aplicación que nos ayuda a conocer mejor a nuestros residentes gracias a sus peticiones”, explica Petrikova. Nido Malvarrosa, además de servicios de limpieza y seguridad, incluye una gran variedad de espacios comunitarios, tales como un restaurante, una terraza exterior, un gimnasio completamente equipado, áreas de coworking, zonas de estudio, una sala de cine y una habitación de lavandería, entre otros.