La afluencia en zonas turísticas se reactiva en agosto, pero sigue un 30% por debajo de la registrada en 2019

El tráfico de peatones en zonas eminentemente turísticas aumentó de forma generalizada durante el pasado mes de agosto en relación con las cifras registradas en julio, según datos recabados por CBRE con su herramienta Calibrate. No obstante, las afluencias registradas siguen siendo en torno a un 30% menores que las del verano de 2019, por el impacto del Covid-19.

El estudio de CBRE, que se sirve de Big Data, analiza la evolución de las afluencias en cuatro puntos turísticos clave: Puerto Banús, en la localidad malagueña de Marbella; en Rambla Catalunya, una de las principales arterias comerciales más visitadas por los turistas que acuden a Barcelona; y los aeropuertos de Gran Canaria y Palma de Mallorca, tradicionalmente de los más transitados en España en la época estival.

Tanto en Puerto Banús como en los aeropuertos de Gran Canaria y Palma, la afluencia de peatones aumentó en agosto respecto a julio un 28%, 33% y 12%, respectivamente

Tanto en Puerto Banús como en los aeropuertos de las islas, la comparativa mensual del mes de agosto respecto a julio arroja alzas del 28%, 33% y 12%, respectivamente, mientras que en Rambla Catalunya se detecta un ligero descenso del 2% en agosto respecto al mes anterior.

A nivel agregado de los tres meses de verano, los datos recabados se sitúan en torno a un 30% por debajo de los del verano pasado. “El verano de 2020 ha resultado atípico en las tendencias de movimiento de los turistas en los principales puntos turísticos del país, en gran parte por los vetos que diversos países impusieron a los viajes a España para sus ciudadanos debido al aumento de rebrotes”, asegura Álvaro Sánchez, responsable de Hospitality Intelligence CBRE España.

Las cifras se conocen antes que los datos oficiales de pernoctaciones hoteleras del mes de agosto, que el Instituto Nacional de Estadística (INE) publicará el próximos 23 de septiembre. En julio, y según datos del organismo oficial, éstas disminuyeron un 73,4% con respecto al mismo mes de 2019.

Los efectos del Covid-19 en el ámbito turístico se han hecho también evidentes en los cambios de comportamiento de los usuarios, como reflejaba el dato de estancia media en hoteles, que se acorta en 2020 un 25,5% con respecto a hace un año (fuente: INE). Como recalca Sánchez, “el perfil del usuario registrado en estos puntos turísticos es, en esta ocasión y contrario a la tendencia de otros años, nacional y de cercanía”.

Puerto Banús

Puerto Banús es uno de los puntos más concurridos tradicionalmente por turistas tanto nacionales como internacionales. Esta zona consta de un paseo con muchos restaurantes y variedad de ocio nocturno. Los datos de CBRE confirman que, durante el mes de agosto, Puerto Banús recibió un 27,7% más de viandantes que en julio, una tendencia al alza que también se refleja al comparar este mes con el mismo de 2019.

Marbella

Sin embargo, la tendencia al comparar los periodos vacacionales de ambos años- entendidos por el promedio de los datos recogidos entre los meses de junio, julio y agosto-, es decreciente, registrando el verano de 2020 un 30,4% menos de visitantes en las calles que en los mismos meses de 2019.

En cuanto a la procedencia del turismo en la zona de Puerto Banús, Calibrate detecta considerables diferencias respecto del turista habitual. De este modo, el perfil pasa a ser predominantemente nacional, desplazando al turismo extranjero que tradicionalmente atraía la zona -los usuarios procedentes de países árabes, salvo Marruecos, desaparecen prácticamente de la muestra en julio y agosto-.

Madrid continúa siendo el lugar de procedencia de la mayoría de los visitantes, aunque se observa un flujo creciente de movimiento procedente de las provincias más cercanas, como Sevilla y Córdoba. El análisis de los datos muestra una tendencia por parte de los usuarios a establecerse en zonas colindantes a Marbella, yendo de visita a Puerto Banús, en vez de alojarse directamente en la localidad.

Rambla Catalunya

Una de las zonas más turísticas de la ciudad de Barcelona, normalmente rebosante de turistas procedentes de todas partes del mundo, vio reducida drásticamente su afluencia de peatones a principios de marzo y la recuperación de movimiento en el periodo estival ha sido lenta.

Así, la comparativa del flujo de movimiento entre los meses de julio y agosto, arroja una disminución de la afluencia del 2,2%. La comparativa con el año pasado refuerza esta tendencia: la afluencia disminuyó en agosto de 2020 un 60% con respecto al mismo periodo del año anterior, y el promedio de este verano es un 37% más bajo que en el mismo período de 2019.

Los datos del estudio de CBRE muestran que los franceses son los internacionales que más han transitado por Rambla Catalunya este verano, suponiendo casi el 50% de los usuarios extranjeros, cuando en el mismo mes del año pasado no superaban el 25%. Aun así, predomina el turismo de cercanía ya que, los viandantes de las provincias de Cataluña han supuesto el 53% del turismo nacional captado en la muestra, cuando en el mismo periodo de 2019 apenas suponían el 16%.

Aeropuertos de Gran Canaria y Palma de Mallorca

En el estudio también se han monitorizado los aeropuertos de dos de los puntos turísticos de entrada y salida más importantes de España: el aeropuerto de Gran Canaria y el de Palma de Mallorca, donde la “nueva normalidad” ofrece resultados similares para los dos aeropuertos.

De este modo, el aeropuerto de Gran Canaria refleja un aumento de la afluencia durante el mes de agosto cercano al 33% con respecto a julio, que se relaciona directamente con el pico de movilidad nacional en detrimento de la extranjera. Sin embargo, la comparativa de agosto con respecto al mismo mes del año pasado muestra una reducción del 44%, achacable a la entrada en vigor de restricciones de viaje hacia España impuestas por varios países. De forma agregada, el aeropuerto recibió durante el verano un 26% menos de visitas con respecto al de 2019.

Por su parte, el aeropuerto de Palma incrementó su flujo de movimiento en agosto comparado con julio en un 11,6%, aunque recibió un 24% menos de usuarios al comparar el mismo mes con agosto de 2019, también coincidente con los vetos de viaje a España por parte de países del entorno, como Reino Unido, Francia, Noruega, Bélgica, Austria o Irlanda. Esta tendencia a la baja se registra también en el conjunto del periodo estival: el aeropuerto de Palma pierde un 30% de afluencia en esta temporada con respecto a del año anterior.

En cuanto al perfil del usuario, y aunque alemanes e ingleses siguen presentes en las islas, su porcentaje se reduce este verano de forma contundente, y se registran usuarios de otras nacionalidades menos usuales en la isla, como Países Bajos, que pasa del 3% en el verano de 2019 al 125% en 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.