El sector inmobiliario cerrará 2021 con 10.500 millones de inversión, un 33% más que 2020

Cushman & Wakefield ha hecho públicas hoy las cifras de inversión del sector inmobiliario en 2021. Según datos de la consultora inmobiliaria, la inversión en todos los segmentos del sector se situará en 10.500 millones de euros, una cifra global que supera en un 33% a la registrada en 2020, de 7.896 millones de euros, aunque ligeramente por debajo de la contabilizada en 2019, cuando se cerraron operaciones por valor de 11.670 millones.

La inversión en 2021 se ha centrado en residencial (26%) y oficinas (25%), seguido por activos del segmento industrial logístico (21%), hotelero (18%) y retail (10%). El perfil inversor coincide con el que dominaba el mercado antes del Covid. El comprador extranjero sigue copando la inversión, aunque respecto al año pasado el nacional ha ganado algo de protagonismo.

Por ciudades, Barcelona ha concentrado una inversión total de 2.974 millones este año, un aumento importante respecto a los 1.413 millones contabilizados en 2020. Por su parte, Madrid ha cerrado el año con una inversión global en el sector inmobiliario de 2.063 millones, por debajo de los 3.366 millones registrados en 2020.

En el segmento de oficinas, Barcelona cerraría el año con una inversión total de 1.995 millones, lo que significa un aumento importante respecto a los 755 registrados en 2020 y un 13% por encima de los 1.760 millones registrados en 2019.

Por su parte, el mercado de inversión de oficinas en Madrid cerraría con unas cifras de inversión de 665 millones de euros, inferiores a las de 2020, año en el que se llegó a los 1.400 millones de euros, y muy por debajo de 2019, cuando se invirtieron alrededor de 2.200 millones de euros en este segmento.

Según Cushman & Wakefield “el descenso en las cifras de volúmenes de inversión en Madrid no se encuentra motivado por una falta de interés o confianza”. “Existe una liquidez para entrar al mercado de oficinas de la capital similar o incluso superior a la de 2019, sin embargo, se ha acentuado la tendencia que se venía experimentando desde 2019, en cuanto a escasez de producto”, aclaran desde la consultora.

Por lo que respecta a las rentabilidades, los yields del segmento de oficinas se han mantenido estables en cuanto a los activos core y core+ localizados en las zonas del CBD, incluso ajustándose a la baja para aquellos activos que cumplen todos los requisitos de inversión core incluso fuera del CBD, y han registrado aumentos en activos value added y oportunistas en zonas descentralizadas y periféricas debido al aumento de la tasa de disponibilidad y a la incertidumbre en cuanto a la tendencia de las rentas máximas en estos submercados.

El sector logístico, por su parte, es el que más cambios registró desde el mes de marzo de 2020, teniendo a su favor una demanda robusta, liquidez y rentabilidades muy atractivas, y convirtiendo el producto logístico en objetivo de los principales fondos internacionales en ubicaciones clave en el área de Madrid principalmente.

Cushman & Wakefield señala que dado que aun quedan  tres semanas de acabar el año, la cifra de inversión podría variar ligeramente dependiendo del momento de la firma de las operaciones que están en curso, que se contabilizarían o bien en este ejercicio o ya en 2022.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.