Cataluña cerrará 2022 con 3.600 millones de inversión inmobiliaria, en línea con el récord de 2021

El sector inmobiliario de Cataluña cerrará 2022 con una inversión de 3.600 millones de euros , una cifra en línea con la alcanzada en el mismo periodo del año pasado, según las estimaciones de CBRE.

“En 2019 superamos por primera vez la barrera de los 3.000 millones de euros de inversión y, con estas cifras, Barcelona entró en la primera división europea. En 2021, este mercado superó los 3.500 millones de euros y este año volveremos a alcanzar esta cifra, evidenciando la consolidación de esta tendencia”, ha asegurado Xavier Güell, Head of CBRE Barcelona.

El sector oficinas liderará la inversión, con un peso de en torno al 30% y 1.100 millones de euros. Esta cifra se sitúa por debajo de los 1.700 millones de euros registrados en 2021, un año excepcional para este mercado, pero sigue siendo una de las mejores cifras de la serie histórica.

El segundo sector que más inversión habrá recibido en este último año ha sido el living, con un total de 970 millones de euros, un 28% de la inversión total en Cataluña. La inversión registrada este año ha aumentado un 163% respecto a 2021 y ha alcanzado un récord histórico, posicionándose por encima de los valores previos a la pandemia.

Las oficinas encabezan el ranking, con un peso que estará en torno al 30% y unos 1.100 millones de inversión

El sector industrial y logístico será el tercer segmento por volumen de inversión en Cataluña en 2022, con de 670 millones de euros, un 139% más que en 2021, y un 19% del total de la inversión.

Dentro de la inversión total del sector inmobiliario en Cataluña, el segmento del retail representará en torno a un 11% de la inversión, seguido de hoteles (7%) y activos alternativos como residencias de estudiantes y de la tercera edad (3%).

“Estamos ante el final del año, pero también ante el final de un ciclo. Como en cualquier periodo de cambios se requiere un proceso de adaptación a la nueva realidad. En los últimos años hemos vivido en un periodo de anormalidad, donde obtener dinero ha sido gratis y donde la inflación ha sido entre muy baja y nula. Ahora experimentaremos ajustes que nos llevarán a un cambio de escenario, pero este no será necesariamente peor”, ha explicado el Head of CBRE Barcelona.

“El cambio en el escenario macroeconómico, con el aumento de los tipos de interés y la inflación, ha provocado una ralentización de la inversión a partir de septiembre de este año. Sin embargo, la existencia de liquidez en el mercado hace prever una reactivación de la actividad inversora en el próximo año. El primer trimestre de 2023 seguiremos viendo prudencia por parte de los inversores. La actividad se retomará paulatinamente en el segundo trimestre y en la segunda mitad del año probablemente veamos una cierta normalización de la actividad inversora”, ha concluido Xavier Güell.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.