Bankinter pronostica una caída de ventas de viviendas del 35% y descensos de precios de hasta un 6% en 2020

La crisis del coronavirus pasará factura al sector inmobiliario. Según un estudio realizado por Bankinter, la venta de viviendas se situará al cierre del ejercicio en torno a las 326.000 unidades vendidas, una cifra que supone un desplome del 35% respecto a las compraventas registradas el año pasado, cuando se superaron el medio millón de operaciones.

«Sin actividad notarial, registral o de tasadores, las transacciones inmobiliarias deberían ser “próximas a cero” mientras se mantengan las actuales medidas de contención. Asumimos que estas medidas afectarán de forma directa a tres meses de transacciones inmobiliarias», señalan desde Bankinter, donde prevén que las transacciones de extranjeros se vean muy reducidas durante los próximos trimestres.

Este desplome dejará la actividad del mercado en niveles similares a los mínimos registrados entre 2012 y 2014, según los analistas de la entidad. La caída de las ventas vendrá acompañada por un descenso de precios de la vivienda de cerca del -6%, mientras que los precios de suelo finalista podrían sufrir recortes próximos al -20%, auguran desde Bankinter.

Bankinter: «Las decisiones de compra de vivienda se postpondrán entre 6 y 12 meses, y parte de la demanda desaparecerá por más tiempo»

Desde el banco explican que, en el actual entorno económico, «las decisiones de compra de vivienda se postpondrán entre 6 y 12 meses, y parte de la demanda desaparecerá por más tiempo, produciendo un desequilibrio temporal entre oferta y demanda».

Desde Bankinter prevén que las consecuencias de la pandemia del Covid-19 supondrán para España un descenso del PIB del -4,8% este año y que la tasa de paro crezca hasta 18,2% en 2020 desde 13,8% en 2019.

Rebote en 2021

«Los efectos de coronavirus sobre la economía española vendrán marcados por la duración de las medidas de contención y su coste en términos de empleo. España afronta un shock económico sin precedentes, aunque esperamos que temporal«, señalan desde la entidad, cuyos analistas esperan que en 2021 se recupere en parte la economía, con un avance del 4% del PIB español y una reducción de la tasa de paro hasta el 16,9%.

En el mercado residencial, Bankinter prevé que oferta y demanda se encuentren en 2021, con más de 120.000 viviendas terminadas. «En 2022 podría producirse incluso escasez de oferta, por el retraso del inicio de obras previsto para 2020», apuntan fuentes del banco.

Además, desde la entidad prevén que se mantengan los bajos costes de la financiación.»La tasa de esfuerzo se sitúa actualmente en 31,6%, todavía por debajo de su media histórica (35,0%). Prevemos que este entorno de tipos bajos se mantenga durante los próximos años», señalan.

Finalmente, desde Bankinter destacan el atractivo de la rentabilidad de la vivienda en alquiler (3,8% bruto) en un entorno de tipos bajos. «La subida del alquiler de vivienda (más de un 50% de media desde mínimos de 2013) supera con creces la revalorización del precio de la vivienda (36,2%); y sitúa la tasa de esfuerzo del alquiler próxima al 30%, en línea con la de compra de vivienda» destacan desde la entidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.