Schindler supera un difícil año 2020 con un beneficio de 716 millones de euros

El fabricante suizo de ascensores, escaleras mecánicas y puertas automáticas registró un beneficio neto en 2020 de 774 millones de francos suizos (716 millones de euros), lo que supone un descenso del -16,7% en comparación con el año pasado, según ha informado la empresa.

La compañía registró pedidos por valor de 11.018 millones de francos (10.198 millones de euros), un 9,1% menos que hace un año. Y los ingresos de la multinacional se contrajeron un 5,6%, hasta los 10.640 millones de francos (9.848 millones de euros). Así, el beneficio operativo de Schindler alcanzó los 1.032 millones de francos suizos que se corresponde con un EBIT del 9,7% (EBIT ajustado del 11,1%).

“La crisis mundial provocada por la Covid-19 ha hecho del 2020 un año único”, ha comentado Thomas Oetterli, consejero delegado de Schindler, quien ha expresado la determinación de la compañía de acelerar sus inversiones para afrontar la nueva normalidad, a pesar del deterioro de algunas divisas frente al franco suizo.

Entre los hitos de la compañía en 2020, Schindler destaca el lanzamiento de la nueva generación de ascensores modulares (en la imagen) en octubre pasado en los mercados europeos y Asia-Pacífico, que “pone de manifiesto la capacidad de resiliencia e innovación de la compañía y su vocación de ofrecer las soluciones más tecnológicas y sostenibles a sus clientes”, subrayan desde la empresa, que prevé impulsar en 2021 esta gama de ascensores conectados al resto de mercados.

Adaptación y perspectivas

En respuesta a la emergencia sanitaria, Schindler lanzó las soluciones CleanMobility en un tiempo récord. Basadas en el contactless y teniendo en cuenta las nuevas necesidades de higienización y distanciamiento físico, esta nueva gama de soluciones contribuye a minimizar el riesgo de contagio en los equipos de transporte vertical.

En este complejo contexto, Schindler reafirma su compromiso con el crecimiento de los mercados locales a través de la innovación, pero también de las líneas de negocio tradicionales: la instalación, mantenimiento y rehabilitación de equipos que siguen suponiendo la principal vía de ingresos de la compañía. “Todo ello sin descuidar la apuesta decidida por la reducción del impacto ambiental de la compañía y el avance en la inclusión y la diversidad las personas con capacidades diferentes en la compañía”, señalan desde la compañía.

De cara a 2021, la multinacional ha señalado que los cambios demográficos y la urbanización sostenible, entre otras megatendencias mundiales, seguirán favoreciendo al sector de los ascensores y las escaleras mecánicas, ya que la demanda de construcción vertical tanto para vivir, como para trabajar sigue siendo alta.

Al mismo tiempo, la compañía ha apuntado que la recesión mundial provocada por la pandemia, así como las tensiones políticas y los obstáculos al comercio mundial, apuntalados por unos tipos de interés históricamente bajos, seguirán afectando a los mercados y generando un entorno económico volátil.

De este modo, la previsión de Schindler para 2021, salvo acontecimientos inesperados, es que los ingresos crezcan entre un 0% y un 5% en moneda local dependiendo del mercado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.