Renta Corporación obtiene un beneficio de 1,6 millones en el primer trimestre

Renta Corporación vuelve a obtener beneficios. Tras tres trimestres de pérdidas, la compañía ha logrado durante el primer trimestre del 2021 un beneficio de 1,6 millones de euros, duplicando los 0,8 millones obtenidos en mismo período de 2020.

De enero a marzo, la firma ha contabilizado unos ingresos de 19,3 millones, un 7% menos que en el mismo periodo de 2020, mientras que el margen de operaciones incrementa un 15% respecto a la cifra del trimestre de 2020, y pasa de 3,9 millones de euros a 4,5 millones de euros.

Por su parte, el beneficio bruto de explotación (ebitda) ha sido de 2,9 millones de euros, frente a los 1,1 millones de los tres primeros meses del ejercicio anterior.

También durante el trimestre, Renta Corporación ha disminuido su deuda financiera que se ha recortado en 2,1 millones de euros y se sitúa en 45,5 millones de euros, por lo que el endeudamiento se ha reducido ligeramente hasta el 37% sobre el activo.

Asimismo, la compañía ha seguido ampliando la diversificación de sus fuentes de financiación, en esta ocasión con la incorporación de ICO, tanto en su programa de compra directa de pagarés como de pagarés avalados. Respecto a los costes de estructura recurrentes ha conseguido una reducción del 26% respecto a las cifras del primer trimestre de 2020.

La inmobiliaria registra unos ingresos de 19,3 millones, un 7% menos que en el mismo periodo de 2020

A cierre del primer trimestre, la cartera de negocio de la compañía estaba valorada en 100,4 millones de euros, lo que supone una caída del 23% respecto al cierre del periodo anterior, principalmente a causa de las ventas de activos realizadas durante dicho periodo.  Y es que la inmobiliaria ha cerrado importantes operaciones de venta durante el trimestre en Madrid y Barcelona: dos residenciales, otras dos de oficinas y tres hoteleras, tal como avanzó recientemente en su Junta General de Accionistas.

Buenas perspectivas

La compañía considera que la “ paulatina disminución de la incertidumbre que dependerá del ritmo de vacunación, marcará una mejora en la evolución de la economía, donde el sector inmobiliario seguirá siendo un valor atractivo para la inversión por su capacidad de generar rentabilidades atractivas en el entorno actual de tipos de interés muy bajos”.

Y en este escenario, dice afrontar 2021 “con unas buenas perspectivas que ya se empiezan a vislumbrar en los resultados del primer trimestre, y espera cerrar el ejercicio con un beneficio neto de alrededor de 9 millones de euros”.

Así, la inmobiliaria liderada por David Villa prevé retomar una relativa normalización de la actividad hacia el segundo semestre del año y consolidar en 2022 el ritmo prepandemia. Así lo proyectó en la revisión de su plan estratégico, donde las palancas de valor siguen siendo el incremento del tamaño de las operaciones transaccionales, por un lado, y desarrollo del negocio patrimonialista por otro.

Señalando que “si bien la situación de crisis ha hecho que Renta Corporación retrase la implementación de los nuevos vehículos de inversión especializados en la adquisición de activos en el segmento logístico y hotelero, continúa trabajando para que su puesta en funcionamiento se produzca en los próximos trimestres”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.