La brecha salarial entre arquitectos y arquitectas es de casi un 20%, según el CSCAE

El avance del estudio de género impulsado por el Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España (CSCAE) revela una brecha salarial entre arquitectos y arquitectas del 19%. Este es uno de los principales datos del informe que coordina la arquitecta y experta en género Inés Sánchez de Madariaga y que será la base para la redacción de un plan de igualdad que permita contribuir a minimizar las principales barreras que existen en la profesión.

Las diferencias salariales por sexo se concentran, fundamentalmente, en el sector privado, donde el gap entre los ingresos que perciben hombres y mujeres llega al 21%. Por franjas de edad, aparece un fenómeno llamativo: a menor edad, pero también con ingresos inferiores a los 15.000 euros brutos al año, la brecha es positiva a favor de las arquitectas (2,2%).

El estudio de género que elabora el CSCAE servirá de base para la redacción de un plan de igualdad sectorial

Esta situación cambia a partir de los 31 años. Entonces, la brecha salarial entre arquitectas y arquitectos ronda el 15%, concentrada, sobre todo, en el sector privado, donde los hombres están mejor retribuidos que sus compañeras de profesión en un porcentaje que oscila entre el 11,41% (en el caso de profesionales de entre 41 y 50 años) y el 14,6% (para la franja de edad de entre 51 y 60 años).

Situación laboral

El porcentaje de arquitectas colegiadas que trabaja por cuenta propia es del 62,1%, 11 puntos menos que el de los hombres. En contrapartida, hay más arquitectas trabajando por cuenta ajena: un 20,9% frente a un 11,1% de arquitectos asalariados. Por su parte, el porcentaje de arquitectas que compagina su actividad por cuenta propia con trabajo asalariado es del 10,2%, dos puntos menos que sus compañeros de profesión.

Otros datos a considerar: mientras que el 58,3% de las arquitectas depende de ellas mismas en su trabajo, el porcentaje en el caso de ellos es del 75,2%; algo más de tres de cada diez arquitectas y menos de dos de cada diez arquitectos dependen en su trabajo directamente de un hombre, y de mujeres dependen solamente el 9,2% de las arquitectas y el 5,7% de los arquitectos.

En cuanto al tipo de contrato, cuando el trabajo es por cuenta ajena, el 61,5% de las arquitectas colegiadas dijo tener un contrato indefinido frente al 69,9% de los hombres. El 16,3% lo tenía temporal, mientras que, en el caso de los hombres, este porcentaje era del 18,3%. Los contratos por obra y servicio se elevan hasta el 16%, duplicando prácticamente el porcentaje masculino (8,7%).

La estabilidad de los contratos indefinidos es mayor a medida que avanza la edad de las arquitectas, a la vez que disminuyen los contratos de prácticas. En el tramo de 41 a 50 años de edad es donde se concentra la mayor proporción de contratos temporales (22,9%).

En cuanto a las profesionales no colegiadas, seis de cada diez arquitectas trabajan por cuenta ajena frente al 12,3% que son autónomas. El 17,7% están desempleadas. Casi la mitad de las arquitectas no colegiadas dicen que su ocupación actual guarda poca o ninguna relación con la arquitectura, una situación más frecuente entre las más jóvenes.

“Este avance del estudio de género nos muestra que queda mucho trabajo por hacer, pero también que caminamos en la buena dirección. Gracias al compromiso con la igualdad y al esfuerzo realizado por el CSCAE, la profesión cuenta por fin con un diagnóstico serio y riguroso sobre la situación de las mujeres en la arquitectura en nuestro país. La labor del CSCAE y de los Colegios de Arquitectos se ha dirigido siempre a la mejora del ejercicio profesional y a ese trabajo continuo suma también la lucha por unas condiciones laborales entre arquitectos y arquitectas que sean más equitativas”, comenta María José Peñalver, portavoz de la Comisión de Género del CSCAE.

Más del 50% de las arquitectas colegiadas encuestadas creen que en el sector de la arquitectura existen desigualdades por cuestión de género

“ Una vez que el pleno de consejeros/as valide el informe definitivo del estudio de género, la comisión emprenderá, con la ayuda de expertos/as externos/as, la redacción de un plan de igualdad que tendrá como objetivo “hacer que las cosas cambien en el terreno de lo real”, subraya Peñalver.

Informe de género

El informe de género tiene como punto de partida la encuesta Colegiad@s 2018, un macroestudio con perspectiva de género sobre el estado de la profesión impulsado también por el CSCAE, en el que participaron 6.880 (14%) de los casi 48.000 arquitectos y arquitectas que ejercen de forma colegiada en España. Para cubrir todo el universo de profesionales, el estudio se completó con otra encuesta realizada a 490 arquitectos y arquitectas no colegiados.

Más del 50% de las arquitectas colegiadas encuestadas creen que en el sector de la arquitectura existen desigualdades por cuestión de género que dificultan el desarrollo profesional, pero en línea con las existentes en la sociedad. Solo tres de cada diez indican que son específicas del sector de la arquitectura y una de cada diez no percibe que existan desigualdades que dificulten el desarrollo profesional por cuestión de género en el sector de la arquitectura.

Llama la atención la diferente percepción que tienen los arquitectos y arquitectas encuestados. Casi el 50% de las arquitectas declaran haber percibido discriminación sobre ellas mismas frente a un 2,3% de los hombres. En torno al 44,4% de las arquitectas indican que no han sufrido experiencias de discriminación. En un 5,4% de los casos han percibido un trato desigual sobre alguna compañera y solamente un 0,9% respecto a algún compañero. El 85,6% de los arquitectos declaran no haber percibido experiencias de discriminación.

En cuanto al acoso laboral, casi dos de cada diez de las arquitectas colegiadas encuestadas reconocen haberlo sufrido alguna vez. Son cinco puntos porcentuales más que los arquitectos encuestados que declararon haberlo sufrido. Los mayores porcentajes de arquitectas con esta percepción se encuentran entre las de más elevada edad, con una de cada cuatro en las mayores de 60.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.