Los principales propietarios de centros comerciales han llegado a acuerdos con el 63% de sus inquilinos

Desde la finalización del estado de alarma el pasado 21 de junio, los propietarios de centros y parques comerciales ya han alcanzado, de media, acuerdos con el 63% de los arrendatarios con los que mantienen contratos de alquiler, según informan en un comunicado firmado Merlin Properties, Unibail Rodamco Westfield, Klepierre, Lar España Real Estate, Carmila, Castellana Properties, Eurofund, Neinver, Nuveen Real Estate, Harbert Management Corporation y Sonae Sierra.

En aplicación del espíritu del Real Decreto-ley 15/2020, en el que se aborda un marco específico para los arrendamientos comerciales, durante las últimas cuatro semanas los propietarios han venido negociando tanto con grandes operadores como con multitud de pequeñas y medianas empresas para buscar soluciones que faciliten la adaptación de los negocios a los condicionantes de la ‘nueva normalidad’. Unas negociaciones que se han llevado a cabo “en un tiempo récord”, destacan.

Los principales dueños de centros comerciales en España son conscientes de que el retail es uno de los sectores más castigados por la crisis y ven la necesidad de “profundizar en alternativas que permitan la recuperación de la actividad“. En este sentido, confían en que esta tendencia de consecución de acuerdos seguirá creciendo en las próximas semanas.

El comunicado recuerda que, desde el inicio de la pandemia los propietarios de centros y parques comerciales han mostrado su compromiso con la actividad comercial yendo más allá de lo dispuesto en las normativas de urgencia aprobadas por el Gobierno y tratando de contribuir a la salvación del tejido empresarial y de los puestos de trabajo existentes en el sector.

“Por ello, además de contener al máximo los gastos corrientes para el óptimo mantenimiento de las instalaciones, han implementado una serie de medidas con el objetivo de aliviar la tesorería de los inquilinos desde el momento de la declaración del estado de alarma y han activado paquetes de inversión para mejorar la seguridad de los activos”, destacan.

Empleo y riqueza, en riesgo

Además, señalan que “cualquier otra solución desequilibrada” podría debilitar a toda la cadena de valor del comercio y, en el caso de los propietarios de centros y parques comerciales, podría incluso generar la quiebra si se produjese una situación de impago generalizada, con las consecuencias que ello tendría sobre el sector financiero, el empleo y la propia economía.

Los promotores, propietarios y concesionarios de los centros y parques comerciales contribuyen, directa e indirectamente, a la generación de empleo estable dando trabajo a más de 740.000 personas, entre empleos directos e indirectos. Además, cuentan con casi 15.000 millones de euros en activos en España, ejerciendo como polo de atracción de la inversión.

Representan también un elemento tractor determinante para la actividad económica, al habilitar el desarrollo de actividades de muy diversos sectores, muchas de ellas por pymes y autónomos, contribuyendo a fomentar sinergias empresariales y consolidando una capa intermedia del tejido productivo, fundamental para el crecimiento de la economía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.