Servihabitat prevé que la vivienda se encarezca un 4% este año y las compraventas crezcan un 4,5%

El mercado residencial en España prevé un 2022 optimista. El dinamismo del mercado será un hecho, aunque la tendencia se presenta más contenida que en 2021. Esta es una de las conclusiones de la X edición del informe sobre el “Mercado residencial en España”. Este análisis está elaborado por Servihabitat Trends, plataforma de investigación y análisis del sector impulsada desde Servihabitat.

La previsión realizada por Servihabitat es que el dinamismo del mercado residencial será un hecho en 2022. Y no solo por una demanda interna muy enérgica, sino por la vuelta del comprador extranjero, que despierta de su letargo pandémico.

En 2022, se prevé un mantenimiento de la tendencia ascendente en el precio; con un avance del 4% y la vivienda nueva (4,5%) por encima de la usada (3,9%). En materia de compraventas, la previsión es que, para 2022, el crecimiento en el ritmo de transacciones se modere, pues se espera un ascenso de alrededor del 4,5%.

Tras los descensos de proyectos iniciados al principio de la pandemia, en 2021 se alcanzaron cerca de 113.000 viviendas iniciadas, tras una subida del 29 %. Para 2022 se estima que repunten un 8 %, retomando la senda alcista y superando los niveles prepandemia. En cuanto a los proyectos finalizados, en 2022 se prevé rebasar la barrera de las 100.000; con un repunte de cerca del 7 % y en línea con la creación de nuevos hogares.

Además, el 19% de la población española vive de alquiler, retrocediendo al nivel de hace dos años. El retraso en la emancipación de estudiantes y jóvenes profesionales debido a la pandemia y la extensión del teletrabajo han propiciado este leve descenso. Aun así, se espera que en 2022 el alquiler vuelva a recuperar los niveles previos a la pandemia.

Intensa actividad en 2021

La fortaleza del mercado de la vivienda en España queda patente en el análisis de los principales indicadores del sector. Tal como explica Iheb Nafaa, consejero celegado de Servihabitat, “2021 ha demostrado una intensificación en la actividad tras un año de explosión en la intención de compra que se ha traducido en un alto volumen de compraventas”.

En este sentido Nafaa destaca que “entre los motivos que han propiciado este incremento encontramos el ahorro acumulado durante los momentos más estrictos del confinamiento; los bajos tipos de interés o el cambio de estilo de vida donde el hogar ha recobrado su papel como espacio donde vivir y no solo dormir; así como el alto interés inversor”. No obstante, aunque 2021 ha sido un año de récord, todavía se está lejos de las marcas de 2007. Por ello, el CEO de la compañía puntualiza que “no hay motivos para abrir el debate sobre el calentamiento en el sector inmobiliario. La salud del mercado residencial descansa en la sostenibilidad; y no solo de las compraventas, sino también de los préstamos hipotecarios y del arranque de nuevas promociones”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.