Dos tercios de los hogares continúan apostando por el alquiler, con medio millón de contratos previstos en 2019

El alquiler sigue ganando protagonismo, en actividad y cifras. Dos tercios de los nuevos hogares continúan apostando por el alquiler, consolidando el arrendamiento frente al modelo tradicional de compra, hasta el punto de que 2019 finalizará previsiblemente con más de 500.000 contratos de alquiler firmados.

Los datos proceden de Anticipa Real Estate, que ha presentado la 5ª edición de su estudio sobre las proyecciones del mercado inmobiliario en España y las previsiones respecto a transacciones, alquileres y precios de la compraventa y el alquiler para los años 2019-2021.

En 2018 según el estudio,  el alquiler ya era la principal opción en las operaciones de alquiler de vivienda principal (nuevos contratos y renovaciones), con 480.000 unidades, un 37% más que la compra de vivienda principal, que se situó en 350.000 unidades, según ha puesto de manifiesto el responsable del estudio, Josep Oliver, catedrático de Economía de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB).

El alquiler de mercado ha sido el régimen de tenencia que ha experimentado un mayor aumento hasta los 3,12 millones de 2018

En cuanto a los contratos de alquiler, en los últimos años las renovaciones han constituido un factor determinante para su crecimiento. De hecho, los 480.000 contratos de alquiler de 2018 reflejan unas renovaciones del orden de las 290.000 y nuevos contratos por valor de 218.000.

Las previsiones del estudio sugieren que 2019 finalizará con más de 500.000 contratos de alquiler firmados, una cifra algo inferior a las cerca de 523.000 que se esperan para 2021, ha destacado Oliver.

Esta dinámica se está trasladando a la estructura del parque de vivienda principal en España, que en la recuperación 2014-18 muestra un creciente peso del alquiler de mercado. Mientras el parque total de vivienda principal ha aumentado algo más de 325.000 unidades, hasta alcanzar los 18,6 millones en 2018, el alquiler de mercado ha sido el régimen de tenencia que ha experimentado un mayor aumento (unas 390.000 nuevas familias en esta tipología), hasta los 3,12 millones de 2018.

Atendiendo al ámbito geográfico, destacan de forma particularmente relevante los crecimientos acumulados entre 2014 y 2018 en Cataluña (10%) y la Comunidad de Madrid (cerca del 15%). Este último año, casi el 24% de las familias catalanas y el 23% de las madrileñas estaban en régimen de alquiler de mercado, lo que supone que entre ambas comunidades autónomas representen más del 42% del total del alquiler de mercado español.

Además, en la recuperación 2014-18, los hogares que más han aumentado el alquiler de mercado son aquellos integrados por tres miembros, en los que la persona de referencia tiene entre 40 y 59 años y ha nacido en España, aunque en el último año este aspecto se ha modificado.

Crecimiento residencial moderado

Durante el acto, el consejero delegado de Anticipa, Eduard Mendiluce, ha destacado que en líneas generales, el “mercado de la vivienda sigue manteniendo fundamentales sólidos, aunque muestre crecimientos más moderados”.

El CEO de Anticipa ha indicado que en los próximos años se dará un “crecimiento de los precios más contenido, de en torno al 5% para finales de 2020”. Estos datos, que escenifican una clara moderación respecto a los fuertes ritmos de avance de años anteriores, expresan “una adecuación del mercado frente al constante crecimiento mantenido en los últimos 17 trimestres”, ha subrayado.

El Catedrático emérito de Economía Aplicada de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) ha destacado más datos, que arrojan un volumen total de operaciones sobre vivienda principal (compraventa, renovaciones de alquiler y nuevos contratos) próximo a las 800.000 en 2018.

A esta cifra cabe sumar las compras de vivienda para usos distintos (segunda residencia o inversión familiar), de manera que el total de operaciones en el mercado de vivienda en 2018 se situó por encima del millón.

El Estudio Anticipa aborda también las previsiones de compraventa de vivienda libre en España para el cierre de 2019, que apuntan a un total de 580.000 unidades, lo que supone un aumento del 4% respecto a 2018, con previsiones de crecimientos relativos más moderados para 2020 (3,5%) y 2021 (3,0%). De esta forma, para 2021 se postulan unas 619.000 transacciones de vivienda libre.

Ciclo económico y nuevo hogares

Este año, Anticipa incorpora al estudio las previsiones de menor crecimiento contempladas por organismos internacionales e instituciones españolas que, de forma general, sugieren una reducción en el avance del PIB hacia el 1,5% en 2021.

No obstante, las reducciones en tipos de interés operadas desde la pasada primavera, así como expectativas a la baja, los precios contenidos del petróleo y los aumentos de salarios y la baja inflación, sumados al crecimiento del empleo a tasas relativamente sólidas, “deberían continuar empujando al alza la renta familiar”, en opinión del autor del informe.

Asimismo, los datos indican que los factores demográficos (migraciones y nuevos hogares) continúan jugando un papel relevante: el intenso aumento del saldo migratorio de 2018, que ha superado ya los 330.000 habitantes –muy por encima de los 160.000 de 2017 o los 87.000 de 2016–, se está reflejando en la formación de nuevos hogares.

En este ámbito, las proyecciones del INE anticipan un aumento superior a los 370.000 entre 2019 y 2021, con crecimientos absolutos muy concentrados en la Comunidad de Madrid y la provincia de Barcelona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.