La vivienda protegida en Madrid agoniza

La vivienda agoniza

La principal conclusión a la que se llegó en la jornada “¿Es viable la construcción de vivienda protegida en la Comunidad de Madrid?”, organizada por la Asociación de Gestoras de Viviendas (AGV), en el marco de SIMAPRO, fue que la vivienda con protección pública en la comunidad madrileña agoniza.

Los principales motivos que destacaron todos los participantes –y que han propiciado esta situación–, fueron: el alto precio del suelo, el incremento de los costes de construcción, las dificultades de acceso a la financiación y la no modificación de los precios máximos de venta fijados en el año 2008 por el gobierno regional, dificultades que crean una situación grave y urgente en la vivienda protegida madrileña.

Algunas de las posibles soluciones que avanzaron los participantes en SIMAPRO fue la limitación del precio máximo de venta del suelo, tomar como referencia el precio por m2 construido en lugar del m2 útil o subir el precio máximo de venta –adaptándolo a los tiempos y recogiendo el incremento de precios de los últimos 14 años, tal cual se ha ido equiparando el salario mínimo interprofesional–, eliminar algunos obstáculos como el posible registro de demandantes de vivienda, el aumento del tiempo de protección o limitar la imposibilidad de tener otra vivienda al ámbito de la Comunidad de Madrid, como ya establecen otras legislaciones autonómicas para sus respectivas comunidades autónomas.

Igualmente, ante la dificultad de acceso a la vivienda por parte de la población más joven, se apuntó la necesidad de restablecer algún tipo de ayuda o prestar un aval para la adquisición de vivienda con protección pública que les permita afrontar ese 20% más los impuestos que actualmente no están financiando las entidades bancarias.

El acto demostró ser un claro ejemplo de diálogo entre el sector público y privado, pues todos los profesionales presentes propusieron vías para superar las dificultades actuales y potenciar un sector muy importante en el ámbito social y económico en la Comunidad de Madrid, que se encuentra con la necesidad de desarrollar en los próximos años más de 50.000 hogares con algún grado de protección sin tener las herramientas que lo permitan, obsoletas desde la última revisión de sus precios en 2008.

La jornada contó con la participación de Juan José Perucho, presidente de la AGV; Consuelo Villanueva, directora de Instituciones y Grandes Cuentas de ST Sociedad de Tasación; Carolina Roca, recientemente nombrada presidenta de Asprima; Sergio Calvete, director del Centro de Negocio Inmobiliario Madrid Caixabank; y Luis Bustingorri, subdirector general de Calificaciones y Subvenciones de la Dirección General de Vivienda y Rehabilitación de la Comunidad de Madrid. También asistieron el presidente de APCEspaña, Juan Antonio Gómez-Pintado, y el director general de Sepes, Fidel Vázquez Alarcón.