El Gobierno aprueba un mecanismo para facilitar el aplazamiento del pago de alquileres de los locales comerciales

El Gobierno ha creado un mecanismo de «renegociación y aplazamiento» para los pagos de alquileres de locales comerciales que beneficiará a cerca de 222.000 inmuebles, según el Ejecutivo. En particular, aquellos que son propiedad de empresas públicas o grandes propietarios como los dueños de centros comerciales, según ha explicado la ministra de Economía, Nadia Calviño, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

La vicepresidenta tercera y ministra de Economía ha explicado que, gracias a estas medidas, los autónomos que hayan visto reducidos significativamente sus ingresos por la crisis del coronavirus, podrán negociar la moratoria o la remodelación del pago del alquiler de sus locales comerciales.

Los propietarios de más de diez inmuebles urbanos o de locales con más de 1.500 m2 se veran afectados por el mecanismo de renegociación y aplazamiento de rentas aprobado por el Gobierno

Esta moratoria se prolongará el tiempo que dure el estado de alarma y sus prórrogas, así como otras mensualidades si fuera necesario, sin poder superarse los cuatro meses. Este mecanismo establece que la renta se aplace, «sin penalización ni devengar intereses«, a partir de la siguiente mensualidad, mediante el fraccionamiento de las cuotas en un plazo de dos años.

La medida se aplicará, en principio, cuando el arrendador sea una empresa pública, una entidad que sea propietaria de más de diez inmuebles urbanos, excluyendo garajes y trasteros, o que tenga una superficie construida de más de 1.500 metros cuadrados. Es decir, los propietarios de centros comerciales estarían incluidos en esa categoría.

En el caso de los locales de propietarios más pequeños, el inquilino podrá solicitar el aplazamiento temporal y extraordinario en el pago de la renta, siempre que no exista un acuerdo previo entre ambas partes.

Tendrá un plazo de un mes desde la entrada en vigor de este Real Decreto-ley para solicitar esta medida. En este caso, se permite el uso de la fianza para que el arrendatario pueda afrontar el pago de la renta con más liquidez, según Europa Press.

De esta manera se amplían las ayudas al alquiler, que ya estaba implantada para los alquileres residenciales. En estos casos, los inquilinos más vulnerables pueden solicitar una moratoria o la reducción del 50% del alquiler, soluciones que se aplican durante el tiempo que dure el estado de alarma, con la posibilidad de ampliarse hasta cuatro meses.

En el caso de las moratorias, se devolverán las cantidades aplazadas sin ningún tipo de interés en los siguientes tres años.

Más medidas

Estas medidas de apoyo a los autónomos forman parte de un paquete de 30 iniciativas que recoge el Real Decreto-ley y que incide en cuatro ámbitos, según ha explicado Calviño: incrementar el apoyo a trabajadores y empleo, reforzar la financiación empresarial, medidas fiscales para canalizar recursos y liquidez al tejido empresarial y medidas para sectores concretos.

Entre las medidas anunciadas, se prorroga dos meses el «carácter preferente» del teletrabajo y se amplía dos meses el derecho de adaptación del horario y reducción de la jornada para aquellas personas que tienen que cuidar de menores, enfermos o discapacitados.

Además, en el Real Decreto-ley se refuerza la protección social de los parados del sector turístico al extender la prestación por desempleo a los trabajadores fijos discontinuos, que debían iniciar su actividad en Semana Santa hasta el mes de octubre.

También se da cobertura a los empleados con contratos a prueba y a aquellos que decidieron dejar su trabajo por una nueva oferta, pero se han quedado sin trabajo. Todos ellos podrán acceder a las prestaciones por desempleo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.