¿Quién está buscando una vivienda de obra nueva?

Los matrimonios de mediana y tercera edad representan hasta el 60% de los potenciales compradores por apenas el 26% que suponen las parejas jóvenes, según el I Estudio AEDAS Homes de Demanda de Vivienda de Obra Nueva.

La compraventa de viviendas de obra nueva no para de crecer en España y la promotora AEDAS Homes ha puesto cara a esta reactivación con un innovador informe. Mujer, casada, de 35 a 44 años, con dos hijos, casa en propiedad y un presupuesto de 335.000 euros para comprar un piso de tres dormitorios.

Estos son los grandes rasgos del retrato robot del potencial comprador de una casa nueva en 2017, según el I Estudio AEDAS Homes de Demanda de Vivienda de Obra Nueva elaborado por esta compañía, presente en los cinco principales mercados residenciales del país (Madrid, Cataluña, Levante & Baleares, Costa del Sol y Sevilla).

“Esta amplia y detallada información del perfil de la demanda es fundamental para una compañía como AEDAS Homes, un referente en el nuevo ciclo inmobiliario. Para nosotros, el cliente es lo primero y debemos conocerlo, saber cuáles son sus preferencias a la hora de elegir una vivienda de obra nueva. El objetivo principal del estudio es ser capaces de dar al cliente el mejor servicio y poner a su disposición el producto que más se adapte a sus necesidades”, afirma Javier Sánchez, director de Marketing e Innovación de AEDAS Homes.

 

Estudio-AEDAS-Homes-Demanda-de-Obra-Nueva

 

Por nacionalidad, un 94% de los interesados en adquirir una vivienda nueva fueron de origen nacional y un 6,3% internacionales -entre estos, destacan los británicos, estadounidenses, alemanes, franceses y holandeses-. El porcentaje de la demanda foránea se dispara al 43,6% en la Costa del Sol.

Por el contrario, en Sevilla es prácticamente residual (1,7%). La demanda nacional procede, sobre todo, de las ciudades de Madrid, Sevilla, Barcelona, Valencia y Málaga.

Sólo un 11% de ‘singles’

Más de la mitad de los demandantes son matrimonios de mediana edad, un 27% parejas jóvenes (hasta 35 años), un 11% ‘singles’, un 9% cónyuges de tercera edad (más de 65 años), un 1% divorciados y un 0,3% personas viudas. La unidad familiar de 2 miembros es la que más abunda (35%), seguida de familias de 4 (26%) y 3 (22%) componentes.

Más de la mitad de los demandantes de vivienda de obra nueva son matrimonios de mediana edad y un 27% lo componen parejas jóvenes

Por otra parte, hasta un 43% de los potenciales compradores de una vivienda a estrenar se define como demanda de reposición. Es decir, posee una casa y está pensando en adquirir otra que se adapte mejor a sus necesidades.

Casi un tercio busca una primera vivienda habitual, un 19% estudia la compra de una segunda residencia y un 6,8% está barajando la posibilidad de adquirir un inmueble como una inversión para un tercero -por ejemplo, un hijo-.

El piso, la tipología de referencia

En cuanto al tipo de la vivienda más buscada, la mayoría opta por pisos. Áticos, chalets y bajos con jardín, por este orden, son las siguientes tipologías más demandadas. Que la casa disponga de garaje es fundamental para el 98% y la terraza es un elemento solicitado por el 39%.

Respecto al número de dormitorios, casi la mitad se decanta por tres habitaciones, mientras que un 25% quiere dos y un 23% cuatro. Queda patente que la demanda de obra nueva quiere casas grandes: 3 de cada 4 potenciales compradores buscan inmuebles de 3 o 4 dormitorios.

Por zonas, llama especialmente la atención cómo varían las preferencias: en Cataluña no interesan los bajos con jardín -sólo un 2% pregunta por esta tipología- y en Sevilla no quieren áticos -apenas un 3% se interesa por este tipo de inmueble- ni tampoco terraza -sólo un 16% pide este espacio-.

¿Los motivos? En el primer caso, el bajo con jardín es una tipología poco extendida en favor del bajo comercial; en el segundo, las altas temperaturas juegan en contra de los espacios al aire libre.

Precio entre 250.000 y 300.000 euros

Desde el punto de vista económico, el presupuesto medio de la potencial demanda de la compañía asciende a los 334.963 euros. No obstante, el perfil predominante, una quinta parte de los posibles demandantes, se mueve en la franja que va de 250.000 a 300.000 euros.

Este importe varía de modo importante dependiendo de la región: desde los 163.310 euros de Sevilla a los 490.730 euros de Madrid, pasando por los 271.355 euros en Levante y Baleares, los 321.850 euros en Cataluña y los 338.515 euros en la Costa del Sol.

Para hacer frente al pago de la vivienda, sólo un 4,6% admite no necesitar financiación, mientras que un 64% necesita financiar el 80% del valor del inmueble. El pago al contado crece al 7,6% en Madrid. En el lado opuesto, el 88% de los registrados en Sevilla reconoce precisar de hipotecas de hasta el 80% del coste de la vivienda.

¿Quién está buscando una vivienda de obra nueva?
5 (100%) 4 votos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.